Cargando ...
Amway logo
Saltar al contenido principal
smartedit.mode.only.message

Ocho consejos para ayudar a que mantengas tu enfoque

¿Deseas aprender a mantener tu enfoque en el trabajo? Lee nuestros ocho mejores consejos sobre cómo mantener tu enfoque y completar tus tareas con facilidad.

30 de marzo del 2022

Ocho consejos para ayudar a que mantengas tu enfoque

¿Deseas aprender a mantener tu enfoque en el trabajo? Lee nuestros ocho mejores consejos sobre cómo mantener tu enfoque y completar tus tareas con facilidad.

30 de marzo del 2022

Ocho consejos para ayudar a que mantengas tu enfoque

¿Deseas aprender a mantener tu enfoque en el trabajo? Lee nuestros ocho mejores consejos sobre cómo mantener tu enfoque y completar tus tareas con facilidad.

30 de marzo del 2022

A veces lo único que se necesita es mirar por la ventana para ver el sol y a otras personas disfrutando de sus vidas para desear estar afuera en lugar de estar sentado frente a una pantalla. 

Cuando esos días de cielo azul resultan ser un día en el que tienes que trabajar, el impulso de deshacerte de tu larga lista de tareas pendientes e ignorar tu trabajo puede ser bastante fuerte. 

Pero para muchos de nosotros, esa no es una opción. Ya sea que trabajes de forma remota o estés en tu oficina, puede que te quedes con la duda de cómo mantener el enfoque en tu trabajo. ¿Cuál es el secreto? Prepararte mentalmente para las tareas pendientes. 

Estos son algunos consejos fáciles sobre cómo mantener el enfoque (incluso si preferirías salir y divertirte). 

1. Replantea tu espacio de trabajo

Observa el lugar en el que haces la mayor parte de tu trabajo. Ya sea un espacio de oficina, un escritorio en casa o una mesa en tu cafetería favorita, ¿qué es lo que puedes ver? 

Si hay un televisor, una ventana que te tienta a salir o una zona de alto tránsito que te distrae, considera la posibilidad de girar tu espacio para ayudarte a concentrarte. 

Cuando pienses en cómo concentrarte en el trabajo, asegúrate de tener todo lo que necesitas para hacer tu trabajo al alcance de la mano. Mantén agua, café u otra bebida en tu escritorio para que no sientas la tentación de dejar de trabajar. 

2. Mantén las distracciones al mínimo 

Las distracciones están en todas partes, ya sea que estés trabajando desde casa o en una oficina. Puedes aprender cómo enfocarte mejor si eliminas las mayores distracciones antes de empezar a trabajar. Prueba estos tres consejos para mantenerte enfocado: 

Aíslate: Si estás trabajando desde tu casa y hay otras personas presentes, intenta establecer tu espacio de trabajo en un área alejada de ellas. Una habitación separada con una puerta es lo mejor, pero cualquier lugar lejos de los demás que te permita concentrarte debería funcionar. La mesa de la cocina puede ser un lugar cómodo, pero es el lugar en el que es más probable que te interrumpan. 

Silencia el ruido: Una de las formas más rápidas de averiguar cómo mantenerse concentrado es eliminando las distracciones de fondo. Apaga el televisor, cierra las ventanas si la calle es muy ruidosa. Si necesitas algún sonido, prueba escuchar música instrumental con el volumen bajo o ruido blanco. ¿Necesitas silencio total? Prueba con auriculares que cancelan el ruido. 

Deja a un lado los medios sociales: Revisar tus sitios de medios sociales favoritos puede ser una gran pérdida de tiempo cuando estás tratando de trabajar y no se necesita mucho para que te distraiga leer comentarios. Para ayudar a tu mente a saber cómo mantenerse enfocada en el trabajo, cierra las notificaciones y esas pestañas para que puedas concentrarte en la tarea que tienes en frente.

3. Prueba un suplemento nutricional

A veces puedes sentir que necesitas un poco de ayuda para aprender a concentrarte en el trabajo. Eso podría significar un expreso para recibir un impulso de cafeína, o el suplemento Domina tu Día n* by Nutrilite™ en forma de gomitas o shots. Potenciado con ginseng, te ayuda a apoyar tu concentración cuando más lo necesitas†. 

4. Divide tu jornada laboral en partes manejables

Un poco de planificación puede ayudarte a descubrir cómo mantener el enfoque y hacer tu trabajo más rápidamente. Crear una lista de trabajo diaria te permite organizar tus tareas y, luego, tacharlas a medida que las realices. Así puedes enfocarte en una cosa a la vez. 

Divide la lista en partes. Si tienes llamadas telefónicas, chats de video, reuniones o llamadas de conferencia programadas, anótalos junto con sus horarios y asegúrate de prepararte para cada evento. Programa también tus horas de almuerzo y descanso. 

5. Nutre tu cuerpo

Aprender a mejorar la concentración a través de alimentos integrales puede beneficiar a tu cuerpo de muchas maneras, incluido el funcionamiento cognitivo. Muchas opciones incluyen nutrientes que pueden apoyar tu cerebro y mantenerte energizado durante una larga jornada laboral. Los expertos sugieren que las moras y bayas, nueces, pescados con un alto contenido de ácidos grasos omega 3 y verduras de hojas verdes pueden ser las mejores opciones. Si quieres saber más sobre cómo mantener tu enfoque consumiendo alimentos integrales, consulta nuestro artículo Cómo apoyar la salud de tu cerebro: 6 consejos útiles.

6. Aparta tiempo para ejercitarte

Ya sea que tomes una clase de spinning antes de conectarte o que vayas al gimnasio cuando termines de trabajar, hacer ejercicio antes o después del trabajo puede beneficiar tu atención durante el día. Los estudios han demostrado que incluso una hora de caminata a paso energético u otros tipos de ejercicios aeróbicos de intensidad moderada dos veces a la semana pueden apoyar el funcionamiento cognitivo. Considera despertarte una hora antes o empacar un bolso para el gimnasio antes de ir a trabajar y prioriza una buena sesión de entrenamiento cuando puedas.

7. Toma descansos cortos

Esto puede sorprenderte, pero si buscas respuestas sobre cómo mantener el enfoque en el trabajo, los descansos cortos pueden ayudar. De hecho, los estudios han demostrado que la estimulación constante (sin pausas) puede llevar a que nuestro cerebro clasifique lo que estamos haciendo como «poco importante», lo que puede dificultar que nos mantengamos alerta. Cuando descansas, es posible que le estés dando a tu cerebro la oportunidad de refrescarse mientras apoyas la energía, la productividad y el enfoque para cuando realmente importe. Considera salir a caminar, tomar una ducha, meditar, limpiar, llamar a un amigo, o realizar un estiramiento rápido.

8. Pasa tiempo al aire libre 

Uno de los mejores consejos sobre cómo mantener el enfoque es premiándote saliendo a tomar sol cuando sea momento de descansar. Una caminata rápida, un corto paseo en bicicleta, o simplemente un paseo a la hora del almuerzo son buenas maneras de relajarte y recargar energías. Ese descanso mental te ayudará a mantener el enfoque cuando regreses al trabajo. 

Enfócate en las cosas que importan

Todos tenemos días en los que el deseo de salir al aire libre es muy fuerte. Con un poco de planificación y algunos cambios estratégicos, puedes enfocarte en trabajar más rápido y disfrutar del resto de tu día. 

¿Buscas más consejos sobre un estilo de vida saludable? Visita Amway Discover. Y para conocer más sobre los productos Nutrilite™, visita el sitio web de Amway EUA o Amway Canadá