Cargando ...
Amway logo
Saltar al contenido principal
smartedit.mode.only.message
Una mujer sonriente toca un puerro como si fuera una guitarra mientras levanta su pierna en el aire.

Apoya la salud de tus articulaciones con estos consejos

Tus articulaciones son clave para cada movimiento que realizas. Aquí te mostramos cómo apoyar la salud de tus articulaciones para tener movilidad y flexibilidad.

4 de enero del 2023
Una mujer sonriente toca un puerro como si fuera una guitarra mientras levanta su pierna en el aire.

Apoya la salud de tus articulaciones con estos consejos

Tus articulaciones son clave para cada movimiento que realizas. Aquí te mostramos cómo apoyar la salud de tus articulaciones para tener movilidad y flexibilidad.

4 de enero del 2023
Una mujer sonriente toca un puerro como si fuera una guitarra mientras levanta su pierna en el aire.

Apoya la salud de tus articulaciones con estos consejos

Tus articulaciones son clave para cada movimiento que realizas. Aquí te mostramos cómo apoyar la salud de tus articulaciones para tener movilidad y flexibilidad.

4 de enero del 2023

Cómo apoyar la salud de tus articulaciones

Nuestras articulaciones nos mantienen en movimiento. Ya sea que caminemos, corramos, bailemos, subamos escaleras o incluso que nos sentamos y escribamos, nuestras articulaciones trabajan para darnos la estabilidad que necesitamos mientras nos movemos fluidamente por la vida.

A través de los años nuestras articulaciones están en constante uso. Por eso es especialmente importante apoyar la salud de las articulaciones a medida que envejeces.

Comprensión de las articulaciones en movimiento

Una articulación es donde se juntan dos o más huesos en nuestro cuerpo. Se componen de una red que contiene huesos, cartílago, líquido sinovial, músculos, ligamentos y tendones. Todas esas piezas funcionan en conjunto para darnos la libertad de movimiento que nuestro cuerpo necesita para funcionar correctamente. En las articulaciones saludables, los extremos de los huesos están recubiertos por cartílagos lisos, los cuales están protegidos por un revestimiento que produce un líquido para proteger los cartílagos, músculos y tejidos conectivos.

Algunas articulaciones, como las del cráneo, son fijas y no se mueven. Otras son móviles y proporcionan soporte a todas nuestras partes del cuerpo que se mueven. Nuestros cuerpos tienen rótulas que se mueven en múltiples direcciones (cadera, hombro), articulaciones de bisagra que solo se doblan y enderezan (dedos, rodillas), articulaciones de pivote con rotación limitada (cuello) y articulaciones elipsoidales que permiten todos los movimientos excepto los pivotes (muñecas).

Entonces, ¿cómo apoyamos la salud de nuestras articulaciones? Hay muchas maneras de hacerlo.

1. Hacer ejercicios con regularidad es excelente para ayudar a mantener las articulaciones saludables

El ejercicio es una gran manera de apoyar la salud de tus articulaciones. Ayuda a fortalecer los músculos alrededor de las articulaciones, aumenta la flexibilidad, ayuda a mantener la fortaleza ósea y mejora el equilibrio, entre varios otros beneficios.

Una rutina de ejercicio regular de 150 minutos de actividad física apoyada con fortalecimiento muscular regular cada semana es ideal, pero incluso el ejercicio moderado puede ayudar. Considera practicar ejercicios de bajo impacto, como nadar o andar en bicicleta, y no olvides calentar primero e incluir muchos estiramientos.

2. Muévete con frecuencia para evitar las articulaciones rígidas

Sí, acabamos de sugerirte hacer ejercicios con regularidad, pero esto va más allá de eso. Piensa en cómo te sientes cuando te despiertas por la mañana o cuando has estado sentado frente a tu computadora o estación de trabajo durante varias horas perdido en un proyecto.

Te dan ganas de estirarte con solo leer esto, ¿cierto? Es posible que hayas escuchado que «el movimiento lubrica». Moverse con frecuencia para evitar permanecer en una posición durante demasiado tiempo puede ayudar a evitar articulaciones rígidas. Si te encuentras sentado por largos períodos, intenta levantarte entre cada 15 minutos a media hora para moverte un poco. Una buena postura también puede ayudar a evitar el estrés adicional de tus articulaciones.

3. Fumar puede dañar la salud de tus articulaciones

Hay innumerables razones por las que no deberías fumar. El hecho de que fumar afecte negativamente tus huesos y articulaciones es uno de ellos.

4. Las articulaciones están diseñadas para pesos saludables

Tener sobrepeso o bajo peso agregará estrés adicional a tus articulaciones. Los kilos extra significan que tus articulaciones trabajan más. Tener bajo peso significa que hay menos músculos para ayudar a tus articulaciones a hacer su trabajo.

Un peso saludable se verá diferente para cada persona y las articulaciones de cada persona deben estar diseñadas para manejar ese peso saludable.

5. Nutre tus articulaciones con una dieta saludable

Estudios demuestran que una dieta saludable, incluida una dieta de alimentos integrales basada en vegetales, apoya la salud de las articulaciones. Esto podría significar seguir la tendencia de la alimentación limpia o la dieta mediterránea. Cualquier cosa que se enfoque en alimentos mínimamente procesados, muchas frutas y verduras, granos integrales y grasas saludables.

6. Considera un suplemento para la salud de las articulaciones

Dos de los nutrientes más importantes para la salud de las articulaciones son la glucosamina y la condroitina. La glucosamina es un ingrediente clave en los materiales que brindan amortiguación entre nuestros huesos. Es uno de los aminoazúcares que se producen naturalmente en el cuerpo.

La condroitina es una sustancia que también es producida naturalmente en los tejidos conectivos tanto de los humanos como de los animales. Si bien nuestros cuerpos producen tanto glucosamina como condroitina de forma natural, producimos menos de estas sustancias a medida que envejecemos.

Los alimentos que comemos regularmente no son buenas fuentes de glucosamina o condroitina. Por eso, los suplementos para la salud de las articulaciones pueden ser una gran ayuda a fin de conseguir lo que nuestros cuerpos necesitan. Muchos también contienen vitamina C, un antioxidante potente que también apoya la salud de las articulaciones.

7. Cuida tus huesos, son parte de tus articulaciones

Como dijimos, tus articulaciones son la unión de dos huesos, por lo que los huesos fuertes son importantes para dar apoyo a las articulaciones saludables.

Comienza con una dieta bien equilibrada que maximice los nutrientes que tus huesos necesitan: calcio, magnesio, vitamina D y zinc. Eso significa productos lácteos, huevos, pescado graso, verduras de hojas verde oscuro como col rizada, legumbres, nueces y mariscos. También es importante agregar actividad regular de ejercicios de resistencia a tu rutina de entrenamiento.

Estos siete consejos deberían ser un excelente inicio para aquellos que buscan apoyar la salud de sus articulaciones para el movimiento y la flexibilidad. ¿Quieres saber más? Dale un vistazo a estos suplementos Nutrilite™ para apoyar la salud de los huesos y las articulaciones.