Cargando ...
Amway logo
Saltar al contenido principal
smartedit.mode.only.message

Nutrición para niños: Cinco consejos para alimentar a niños pequeños y preescolares

Alimentar a los niños pequeños puede no ser tan difícil como crees. Descubre la dieta ideal para niños pequeños y la importancia de una alimentación saludable para tus hijos.

10 de febrero del 2022

Nutrición para niños: Cinco consejos para alimentar a niños pequeños y preescolares

Alimentar a los niños pequeños puede no ser tan difícil como crees. Descubre la dieta ideal para niños pequeños y la importancia de una alimentación saludable para tus hijos.

10 de febrero del 2022

Nutrición para niños: Cinco consejos para alimentar a niños pequeños y preescolares

Alimentar a los niños pequeños puede no ser tan difícil como crees. Descubre la dieta ideal para niños pequeños y la importancia de una alimentación saludable para tus hijos.

10 de febrero del 2022

¿Nos creerías si dijéramos que alimentar niños pequeños con nutrientes saludables mientras son jóvenes es fundamental para su salud y desarrollo a largo plazo? Las frutas, las verduras y los carbohidratos fibrosos pueden mantenerlos en buen camino para su crecimiento, a la vez que establecen hábitos saludables desde una edad temprana.

Sabemos lo que estás pensando: cuando los niños pequeños gritan pidiendo comida, es fácil darles cereales como una solución rápida. Pero ese alimento en caja no los beneficiará. Entonces, ¿cuáles son los aspectos más importantes de la nutrición para niños pequeños y cuál es la importancia de una dieta saludable para los niños?

Por qué la nutrición de los niños importa

«Los primeros cinco años son especialmente cruciales, ya que es el momento en que el cerebro se desarrolla más rápidamente y tiene la mayor capacidad de cambio», afirma Holiday Zanetti, una científica sénior e investigadora clínica de Nutrilite™.

«Estos años preparan la base para una vida de salud y bienestar».

Es por eso que, en los primeros cinco años, los padres deben centrarse en asegurarse de que sus hijos obtengan una nutrición adecuada para apoyar y promover un crecimiento y el desarrollo normal, aclara Holiday.

«La atención se debe enfocar en elegir alimentos y cantidades adecuadas, mientras se crea un entorno alimentario de apoyo que le permita al pequeño autorregular su consumo de alimentos», dice. «Esto significa que los niños deben comenzar a aprender sobre el hambre y la saciedad, esa conexión fisiológica especial entre el estómago y el cerebro».

Alimentación para niños pequeños y preescolares: Pautas de alimentación

¿No estás seguro de qué debes darle de comer a tus niños pequeños? Es comprensible. Sus gustos (y aversiones) pueden cambiar todos los días, pero aun así deberías concentrarte en proporcionarles los nutrientes principales que necesitan para crecer y desarrollarse. Indaguemos en los temas relacionados con las dietas para niños pequeños.

Cuando se trata de la nutrición infantil, querrás centrarte principalmente en cuatro grupos importantes de alimentos: carbohidratos, fibra, proteína y grasas. ¿Cuánto deberían consumir de cada uno? El Departamento de Salud de Estados Unidos recomienda las siguientes pautas de nutrición para niños pequeños:

Carbohidratos

Fibra

Proteínas

Grasas

Niños pequeños (de 1 a 2 años)

130 g

19 g

13 g

Entre 30 y 40 g

Preescolares (de 3 a 5 años)

130g

20g

13g

Entre un 25 % y un 35 % de calorías totales


​​​​​​​Cinco consejos para promover la alimentación saludable de los niños

Alimentar niños pequeños no siempre es tan fácil como suena. Aquí hay cinco consejos que Holiday les ofrece a los padres para guiar la nutrición de sus hijos a medida que crecen:

1. Tamaño de las porciones: Comer saludablemente no siempre significa dejar el plato vacío

Los niños no son adultos, así que déjalos elegir sus porciones con tu supervisión. Un hábito alimenticio saludable para los niños es ayudarlos a identificar señales de que están satisfechos para que puedan aprender a autorregularse.

«Deja que los niños decidan cuando terminan de comer», dice Holiday. «Esto puede significar que no comerán todo lo que hay en su plato, ¡y eso está bien! Cuando los niños saben que están llenos, es menos probable que coman más de lo necesario».

2. Presenta alimentos nuevos en la dieta de tu niño pequeño de forma temprana

Las preferencias alimentarias comienzan desde que somos muy pequeños, por lo que se deben presentar alimentos nuevos de manera temprana y a menudo. Es posible que a tu hijo no le guste algo la primera vez, pero la segunda o la tercera podrías encontrarlo pidiendo más. Cocinar los alimentos de varias

maneras (como al vapor, asados y en forma de puré) puede ayudar a los niños a estar más abiertos a estos alimentos y evitar que sean quisquillosos para comer más adelante en la vida.

3. Ofrece una gran variedad de alimentos para asegurar una buena nutrición

Ofrece una gran variedad de alimentos saludables, incluidas frutas y verduras de todo el espectro de colores para asegurarte de que tu hijo obtenga sus fitonutrientes. «La variedad garantiza que los niños reciban las vitaminas y los minerales clave para un crecimiento y desarrollo saludables», dice Holiday.

Si te preocupa que tu hijo no esté recibiendo lo que necesita porque sus preferencias son limitadas, considera los suplementos nutricionales para niños a fin de llenar cualquier brecha. Hay varias opciones para los niños que son lo suficientemente mayores para masticar y tragar de forma segura.

4. Limita los alimentos procesados y la comida rápida a fin de obtener una nutrición óptima para niños pequeños y preescolares

Los alimentos procesados y la comida rápida no suelen aportar una buena nutrición y promueven malos hábitos alimenticios, afirma Holiday.

Sin mencionar que la mala nutrición para los niños, es decir, las dietas llenas de alimentos procesados que son altos en azúcar y sal, puede poner a los niños en mayor riesgo de desarrollar obesidad y diabetes. Como regla general, limítate a los alimentos integrales en su forma natural siempre que sea posible. Si necesitas usar alimentos procesados en un apuro, revisa la etiqueta de nutrición para asegurarte de que no tenga azúcar añadida y que la cantidad de sodio no sea demasiado alta.

5. Limita las bebidas con azúcar

Los refrescos, los jugos, la limonada, el té dulce y las bebidas deportivas pueden provocar caries dentales y un aumento de peso poco saludable, advirtió Holiday.

«La leche y el agua son las mejores opciones de bebida, y recomendamos las frutas enteras, en lugar de los jugos de fruta con azúcar», agrega. «Incluso el jugo 100 % de fruta contiene azúcar concentrada y no cuenta con fibra».

Primeros pasos en la alimentación de niños pequeños

La mejor manera de lograr una dieta diaria adecuada es limitarse a alimentos integrales y ricos en nutrientes que naturalmente contengan los macronutrientes que tu pequeño necesita para crecer y mantenerse saludable. Ya sea que le encanten las frutas o que siempre quiera más de tus verduras asadas, sigue presentándole nuevas verduras –y preparándolas de diferentes maneras– hasta que encuentres los alimentos que le encantan.

¿Estás teniendo dificultades para encontrar un refrigerio delicioso, pero nutritivo para tu niño pequeño o preescolar? Échale un vistazo al Batido de superalimentos para niños Nutrilite™ a fin de proporcionarle una sabrosa dosis de ocho frutas y verduras. Echa un vistazo a los otros productos Niños Nutrilite™ y descubre cómo puedes apoyar la nutrición infantil.