Cargando ...
Amway logo
Saltar al contenido principal
smartedit.mode.only.message

Reforzadores del sistema inmunológico: Hecho o ficción

Cada día es ideal para cuidar tu cuerpo, y todo empieza con tu sistema inmunológico. Mira los pequeños hábitos que pueden ayudarte a realizar grandes cambios.

7 de junio del 2021

Reforzadores del sistema inmunológico: Hecho o ficción

Cada día es ideal para cuidar tu cuerpo, y todo empieza con tu sistema inmunológico. Mira los pequeños hábitos que pueden ayudarte a realizar grandes cambios.

7 de junio del 2021

Reforzadores del sistema inmunológico: Hecho o ficción

Cada día es ideal para cuidar tu cuerpo, y todo empieza con tu sistema inmunológico. Mira los pequeños hábitos que pueden ayudarte a realizar grandes cambios.

7 de junio del 2021

¿Qué es tu sistema inmunológico y cómo funciona?

La inmunidad no es solo otra palabra de moda. Tu sistema inmunológico, el sistema de defensa natural del cuerpo, está compuesto por una red de células, moléculas, tejidos y órganos que trabajan juntos en beneficio de tu salud. Por eso es importante ayudar a reforzar tu sistema inmunológico equipándolo con las herramientas adecuadas, como la vitamina D y el zinc.

Dicho esto, es posible que no todos necesitemos la misma cantidad de herramientas, por eso recomendamos que te informes de la investigación científica y que consultes a tu médico para averiguar cuánto necesitas. Puede que veas muchos productos afirmar que «refuerzan el sistema inmunológico»; pero ten cuidado, muchas veces esto puede ser más una estrategia de mercadeo que una afirmación de salud verificada. Estas son algunas de nuestras mejores recomendaciones para ayudar con el apoyo a un sistema inmunológico saludable.

¿Qué es tu sistema inmunológico y cómo funciona?

La inmunidad no es solo otra palabra de moda. Tu sistema inmunológico, el sistema de defensa natural del cuerpo, está compuesto por una red de células, moléculas, tejidos y órganos que trabajan juntos en beneficio de tu salud. Por eso es importante ayudar a reforzar tu sistema inmunológico equipándolo con las herramientas adecuadas, como la vitamina D y el zinc.

Dicho esto, es posible que no todos necesitemos la misma cantidad de herramientas, por eso recomendamos que te informes de la investigación científica y que consultes a tu médico para averiguar cuánto necesitas. Puede que veas muchos productos afirmar que «refuerzan el sistema inmunológico»; pero ten cuidado, muchas veces esto puede ser más una estrategia de mercadeo que una afirmación de salud verificada. Estas son algunas de nuestras mejores recomendaciones para ayudar con el apoyo a un sistema inmunológico saludable.

¿Qué es tu sistema inmunológico y cómo funciona?

La inmunidad no es solo otra palabra de moda. Tu sistema inmunológico, el sistema de defensa natural del cuerpo, está compuesto por una red de células, moléculas, tejidos y órganos que trabajan juntos en beneficio de tu salud. Por eso es importante ayudar a reforzar tu sistema inmunológico equipándolo con las herramientas adecuadas, como la vitamina D y el zinc.

Dicho esto, es posible que no todos necesitemos la misma cantidad de herramientas, por eso recomendamos que te informes de la investigación científica y que consultes a tu médico para averiguar cuánto necesitas. Puede que veas muchos productos afirmar que «refuerzan el sistema inmunológico»; pero ten cuidado, muchas veces esto puede ser más una estrategia de mercadeo que una afirmación de salud verificada. Estas son algunas de nuestras mejores recomendaciones para ayudar con el apoyo a un sistema inmunológico saludable.

Las mejores vitaminas para ayudar a apoyar un sistema inmunológico saludable

La comida no solo satisface tus gustos, sino que también alimenta tu cuerpo. Muchas cosas que ya comes tienen algún tipo de beneficio nutricional. Por ejemplo, las moras azules contienen antioxidantes que pueden promover el funcionamiento saludable de las células; y el salmón contiene omega-3 que puede apoyar la buena circulación. Ten en cuenta que no todas las comidas fueron hechas de la misma manera. Si bien un pretzel o los cereales fortificados pueden ser sabrosos, no favorecen mucho beneficio a tu cuerpo. Eso no quiere decir que no puedan seguir disfrutando de ellos, pero si no comes también alimentos ricos en vitaminas, tu sistema inmunológico podría perderse algunos nutrientes clave. Veamos más detalladamente cómo ciertos micronutrientes favorecen a tu cuerpo.

Las mejores vitaminas para ayudar a apoyar un sistema inmunológico saludable

La comida no solo satisface tus gustos, sino que también alimenta tu cuerpo. Muchas cosas que ya comes tienen algún tipo de beneficio nutricional. Por ejemplo, las moras azules contienen antioxidantes que pueden promover el funcionamiento saludable de las células; y el salmón contiene omega-3 que puede apoyar la buena circulación. Ten en cuenta que no todas las comidas fueron hechas de la misma manera. Si bien un pretzel o los cereales fortificados pueden ser sabrosos, no favorecen mucho beneficio a tu cuerpo. Eso no quiere decir que no puedan seguir disfrutando de ellos, pero si no comes también alimentos ricos en vitaminas, tu sistema inmunológico podría perderse algunos nutrientes clave. Veamos más detalladamente cómo ciertos micronutrientes favorecen a tu cuerpo.

Las mejores vitaminas para ayudar a apoyar un sistema inmunológico saludable

La comida no solo satisface tus gustos, sino que también alimenta tu cuerpo. Muchas cosas que ya comes tienen algún tipo de beneficio nutricional. Por ejemplo, las moras azules contienen antioxidantes que pueden promover el funcionamiento saludable de las células; y el salmón contiene omega-3 que puede apoyar la buena circulación. Ten en cuenta que no todas las comidas fueron hechas de la misma manera. Si bien un pretzel o los cereales fortificados pueden ser sabrosos, no favorecen mucho beneficio a tu cuerpo. Eso no quiere decir que no puedan seguir disfrutando de ellos, pero si no comes también alimentos ricos en vitaminas, tu sistema inmunológico podría perderse algunos nutrientes clave. Veamos más detalladamente cómo ciertos micronutrientes favorecen a tu cuerpo.

Los micronutrientes ayudan a los componentes clave de un sistema inmunológico saludable, incluyendo las barreras físicas (tu piel, cabello y membranas mucosas en tu nariz y boca), y las diferentes células especializadas que conforman los mecanismos de defensa natural de tu cuerpo.

¿Te confunde toda la terminología científica? Solo recuerda esto: La vitamina C y E, así como el zinc, apoyan las fuertes barreras físicas, mientras que las vitaminas B, C, D y E junto con el ácido fólico, el zinc y el selenio brindan apoyo celular.

Los micronutrientes ayudan a los componentes clave de un sistema inmunológico saludable, incluyendo las barreras físicas (tu piel, cabello y membranas mucosas en tu nariz y boca), y las diferentes células especializadas que conforman los mecanismos de defensa natural de tu cuerpo.

¿Te confunde toda la terminología científica? Solo recuerda esto: La vitamina C y E, así como el zinc, apoyan las fuertes barreras físicas, mientras que las vitaminas B, C, D y E junto con el ácido fólico, el zinc y el selenio brindan apoyo celular.

Los micronutrientes ayudan a los componentes clave de un sistema inmunológico saludable, incluyendo las barreras físicas (tu piel, cabello y membranas mucosas en tu nariz y boca), y las diferentes células especializadas que conforman los mecanismos de defensa natural de tu cuerpo.

¿Te confunde toda la terminología científica? Solo recuerda esto: La vitamina C y E, así como el zinc, apoyan las fuertes barreras físicas, mientras que las vitaminas B, C, D y E junto con el ácido fólico, el zinc y el selenio brindan apoyo celular.

Entonces, ¿cómo puedes asegurarte de que tu cuerpo esté obteniendo todos los micronutrientes que necesita para reforzar tu sistema inmunológico saludable? Es simple, come una dieta rica en frutas y verduras coloridas. Dicho esto, lograr una dieta diversa no siempre es posible dependiendo del lugar donde vives y tus restricciones dietéticas. Sin mencionar que la capacidad de tu cuerpo de absorber los micronutrientes puede verse afectada por factores que están fuera de tu control, incluyendo lo siguiente:

  • Estrés
  • Genética
  • Clima estacional
  • Contaminación del aire

¿Te abruman todas estas barreras? No hay necesidad de preocuparse, las vitaminas y los suplementos son una manera sencilla de asegurarse de equipar tu cuerpo con todos los nutrientes adecuados que pueda necesitar. Disponibles en muchas formas, incluidas las tabletas y las gomitas, los suplementos pueden ayudar a llenar la brecha para quienes enfrentan más barreras que otros. Por ejemplo, los estudios han encontrado que aquellos que siguen una dieta vegana pueden beneficiarse grandemente de tomar suplementos con B12 y hierro, ya que estos nutrientes son más prominentes en fuentes animales. Así como no todos los alimentos son iguales, es lo mismo con los suplementos. Por eso es importante que leas las etiquetas detenidamente para asegurarte de estar recibiendo los mejores ingredientes y estar tomando la dosis adecuada. Después de todo, tomar algo bueno en exceso no siempre es bueno.

Entonces, ¿cómo puedes asegurarte de que tu cuerpo esté obteniendo todos los micronutrientes que necesita para reforzar tu sistema inmunológico saludable? Es simple, come una dieta rica en frutas y verduras coloridas. Dicho esto, lograr una dieta diversa no siempre es posible dependiendo del lugar donde vives y tus restricciones dietéticas. Sin mencionar que la capacidad de tu cuerpo de absorber los micronutrientes puede verse afectada por factores que están fuera de tu control, incluyendo lo siguiente:

  • Estrés
  • Genética
  • Clima estacional
  • Contaminación del aire

¿Te abruman todas estas barreras? No hay necesidad de preocuparse, las vitaminas y los suplementos son una manera sencilla de asegurarse de equipar tu cuerpo con todos los nutrientes adecuados que pueda necesitar. Disponibles en muchas formas, incluidas las tabletas y las gomitas, los suplementos pueden ayudar a llenar la brecha para quienes enfrentan más barreras que otros. Por ejemplo, los estudios han encontrado que aquellos que siguen una dieta vegana pueden beneficiarse grandemente de tomar suplementos con B12 y hierro, ya que estos nutrientes son más prominentes en fuentes animales. Así como no todos los alimentos son iguales, es lo mismo con los suplementos. Por eso es importante que leas las etiquetas detenidamente para asegurarte de estar recibiendo los mejores ingredientes y estar tomando la dosis adecuada. Después de todo, tomar algo bueno en exceso no siempre es bueno.

Entonces, ¿cómo puedes asegurarte de que tu cuerpo esté obteniendo todos los micronutrientes que necesita para reforzar tu sistema inmunológico saludable? Es simple, come una dieta rica en frutas y verduras coloridas. Dicho esto, lograr una dieta diversa no siempre es posible dependiendo del lugar donde vives y tus restricciones dietéticas. Sin mencionar que la capacidad de tu cuerpo de absorber los micronutrientes puede verse afectada por factores que están fuera de tu control, incluyendo lo siguiente:

  • Estrés
  • Genética
  • Clima estacional
  • Contaminación del aire

¿Te abruman todas estas barreras? No hay necesidad de preocuparse, las vitaminas y los suplementos son una manera sencilla de asegurarse de equipar tu cuerpo con todos los nutrientes adecuados que pueda necesitar. Disponibles en muchas formas, incluidas las tabletas y las gomitas, los suplementos pueden ayudar a llenar la brecha para quienes enfrentan más barreras que otros. Por ejemplo, los estudios han encontrado que aquellos que siguen una dieta vegana pueden beneficiarse grandemente de tomar suplementos con B12 y hierro, ya que estos nutrientes son más prominentes en fuentes animales. Así como no todos los alimentos son iguales, es lo mismo con los suplementos. Por eso es importante que leas las etiquetas detenidamente para asegurarte de estar recibiendo los mejores ingredientes y estar tomando la dosis adecuada. Después de todo, tomar algo bueno en exceso no siempre es bueno.

Si no sabes por dónde empezar, algunas de las mejores vitaminas y suplementos para reforzar la inmunidad son los siguientes:

  • Vitamina C: Presente naturalmente en naranjas, brócoli, papas y espinaca
  • Vitamina D: Se absorbe a través de la exposición al sol o comiendo cereales fortificados
  • Complejo vitamínico B: Abundante en granos integrales, proteína animal, lácteos y verduras verdes como espárragos
  • Vitamina E: También se encuentra en verduras de hojas verdes, granos integrales y frutos secos como almendras y avellanas
  • Zinc: Presente en carne, mariscos, garbanzos, lentejas y granos integrales
  • Ácido fólico: Verduras de hojas verdes, frutas cítricas y granos fortificados
  • Hierro: Presente naturalmente en carne roja, aves de corral, huevos y espinaca
  • Selenio: A menudo se encuentra en nueces de Brasil y carnes de órganos como el hígado o la lengua

Si bien estos nutrientes se obtienen naturalmente en muchos alimentos, tomar suplementos vitamínicos es una de las formas más fáciles y una de las mejores formas de apoyar un sistema inmunológico saludable, ya que pueden ayudar a asegurarse de estar consumiendo la cantidad recomendada.

Si no sabes por dónde empezar, algunas de las mejores vitaminas y suplementos para reforzar la inmunidad son los siguientes:

  • Vitamina C: Presente naturalmente en naranjas, brócoli, papas y espinaca
  • Vitamina D: Se absorbe a través de la exposición al sol o comiendo cereales fortificados
  • Complejo vitamínico B: Abundante en granos integrales, proteína animal, lácteos y verduras verdes como espárragos
  • Vitamina E: También se encuentra en verduras de hojas verdes, granos integrales y frutos secos como almendras y avellanas
  • Zinc: Presente en carne, mariscos, garbanzos, lentejas y granos integrales
  • Ácido fólico: Verduras de hojas verdes, frutas cítricas y granos fortificados
  • Hierro: Presente naturalmente en carne roja, aves de corral, huevos y espinaca
  • Selenio: A menudo se encuentra en nueces de Brasil y carnes de órganos como el hígado o la lengua

Si bien estos nutrientes se obtienen naturalmente en muchos alimentos, tomar suplementos vitamínicos es una de las formas más fáciles y una de las mejores formas de apoyar un sistema inmunológico saludable, ya que pueden ayudar a asegurarse de estar consumiendo la cantidad recomendada.

Si no sabes por dónde empezar, algunas de las mejores vitaminas y suplementos para reforzar la inmunidad son los siguientes:

  • Vitamina C: Presente naturalmente en naranjas, brócoli, papas y espinaca
  • Vitamina D: Se absorbe a través de la exposición al sol o comiendo cereales fortificados
  • Complejo vitamínico B: Abundante en granos integrales, proteína animal, lácteos y verduras verdes como espárragos
  • Vitamina E: También se encuentra en verduras de hojas verdes, granos integrales y frutos secos como almendras y avellanas
  • Zinc: Presente en carne, mariscos, garbanzos, lentejas y granos integrales
  • Ácido fólico: Verduras de hojas verdes, frutas cítricas y granos fortificados
  • Hierro: Presente naturalmente en carne roja, aves de corral, huevos y espinaca
  • Selenio: A menudo se encuentra en nueces de Brasil y carnes de órganos como el hígado o la lengua

Si bien estos nutrientes se obtienen naturalmente en muchos alimentos, tomar suplementos vitamínicos es una de las formas más fáciles y una de las mejores formas de apoyar un sistema inmunológico saludable, ya que pueden ayudar a asegurarse de estar consumiendo la cantidad recomendada.

Hábitos saludables para un sistema inmunológico saludable

Los hábitos de un estilo de vida saludable ayudan a darle a tu cuerpo su mejor apoyo de inmunidad. Los refuerzos que normalmente usamos para mejorar el estado de ánimo, como el movimiento diario y los alimentos integrales, también pueden dar apoyo a nuestro sistema inmunológico. Algunos hábitos que puedes implementar en tu rutina diaria incluyen lo siguiente:

  • Ejercicio regular: Ya sea que prefieras correr o levantar pesas, el movimiento diario puede promover una buena circulación, lo que permite que las células del sistema inmunológico se muevan de forma más eficiente.
  • Nutrición adecuada: Consumir más frutas y verduras ricas en vitaminas y evitar azúcares y grasas saturadas le brinda a tu sistema inmunológico los micronutrientes adecuados para apoyar tu salud general.
  • Descanso adecuado: Dormir de siete a nueve horas por noche puede reducir el estrés y evitar comer de más, a la vez que ayuda a tu cuerpo en su producción de glóbulos blancos.
  • Estrés controlado: El cortisol, la hormona del estrés del cuerpo, puede crear una reacción de lucha o huida cuando está presente por más de unos días, y puede debilitar tus glóbulos blancos.
  • Consumo mínimo de alcohol: El alcohol se descompone en el hígado. Sin embargo, antes de que llegue al hígado, primero debe pasar a través de los conductos respiratorios y gastrointestinales.

Hábitos saludables para un sistema inmunológico saludable

Los hábitos de un estilo de vida saludable ayudan a darle a tu cuerpo su mejor apoyo de inmunidad. Los refuerzos que normalmente usamos para mejorar el estado de ánimo, como el movimiento diario y los alimentos integrales, también pueden dar apoyo a nuestro sistema inmunológico. Algunos hábitos que puedes implementar en tu rutina diaria incluyen lo siguiente:

  • Ejercicio regular: Ya sea que prefieras correr o levantar pesas, el movimiento diario puede promover una buena circulación, lo que permite que las células del sistema inmunológico se muevan de forma más eficiente.
  • Nutrición adecuada: Consumir más frutas y verduras ricas en vitaminas y evitar azúcares y grasas saturadas le brinda a tu sistema inmunológico los micronutrientes adecuados para apoyar tu salud general.
  • Descanso adecuado: Dormir de siete a nueve horas por noche puede reducir el estrés y evitar comer de más, a la vez que ayuda a tu cuerpo en su producción de glóbulos blancos.
  • Estrés controlado: El cortisol, la hormona del estrés del cuerpo, puede crear una reacción de lucha o huida cuando está presente por más de unos días, y puede debilitar tus glóbulos blancos.
  • Consumo mínimo de alcohol: El alcohol se descompone en el hígado. Sin embargo, antes de que llegue al hígado, primero debe pasar a través de los conductos respiratorios y gastrointestinales.

Hábitos saludables para un sistema inmunológico saludable

Los hábitos de un estilo de vida saludable ayudan a darle a tu cuerpo su mejor apoyo de inmunidad. Los refuerzos que normalmente usamos para mejorar el estado de ánimo, como el movimiento diario y los alimentos integrales, también pueden dar apoyo a nuestro sistema inmunológico. Algunos hábitos que puedes implementar en tu rutina diaria incluyen lo siguiente:

  • Ejercicio regular: Ya sea que prefieras correr o levantar pesas, el movimiento diario puede promover una buena circulación, lo que permite que las células del sistema inmunológico se muevan de forma más eficiente.
  • Nutrición adecuada: Consumir más frutas y verduras ricas en vitaminas y evitar azúcares y grasas saturadas le brinda a tu sistema inmunológico los micronutrientes adecuados para apoyar tu salud general.
  • Descanso adecuado: Dormir de siete a nueve horas por noche puede reducir el estrés y evitar comer de más, a la vez que ayuda a tu cuerpo en su producción de glóbulos blancos.
  • Estrés controlado: El cortisol, la hormona del estrés del cuerpo, puede crear una reacción de lucha o huida cuando está presente por más de unos días, y puede debilitar tus glóbulos blancos.
  • Consumo mínimo de alcohol: El alcohol se descompone en el hígado. Sin embargo, antes de que llegue al hígado, primero debe pasar a través de los conductos respiratorios y gastrointestinales.
Apoyar tu sistema inmunológico toma trabajo, pero complementar con vitaminas y otros nutrientes clave puede hacer que sea mucho más fácil. No te dejes engañar por productos que afirman ayudar a reforzar la inmunidad. En cambio, implementa hábitos saludables y busca alimentos integrales. Cuando la dieta no da resultado, considera un suplemento como las gomitas Protégete de la marca n* by Nutrilite™. No encontrarás colorantes, saborizantes ni conservantes artificiales. En su lugar, te beneficiarás de una fuente de nutrientes, incluyendo baya del saúco, vitamina C y zinc, todo a un precio económico. Sin mencionar que también son vegetarianos y no contienen gluten, lactosa, soja, maní, frutos secos, jarabe de maíz alto en fructosa, mariscos ni crustáceos. Esto significa que puedes incorporarlos a tu estilo de vida, sin importar tu preferencia dietética. Da el próximo paso hoy mismo para poner tu nutrición en primer lugar. 
Apoyar tu sistema inmunológico toma trabajo, pero complementar con vitaminas y otros nutrientes clave puede hacer que sea mucho más fácil. No te dejes engañar por productos que afirman ayudar a reforzar la inmunidad. En cambio, implementa hábitos saludables y busca alimentos integrales. Cuando la dieta no da resultado, considera un suplemento como las gomitas Protégete de la marca n* by Nutrilite™. No encontrarás colorantes, saborizantes ni conservantes artificiales. En su lugar, te beneficiarás de una fuente de nutrientes, incluyendo baya del saúco, vitamina C y zinc, todo a un precio económico. Sin mencionar que también son vegetarianos y no contienen gluten, lactosa, soja, maní, frutos secos, jarabe de maíz alto en fructosa, mariscos ni crustáceos. Esto significa que puedes incorporarlos a tu estilo de vida, sin importar tu preferencia dietética. Da el próximo paso hoy mismo para poner tu nutrición en primer lugar. 
Apoyar tu sistema inmunológico toma trabajo, pero complementar con vitaminas y otros nutrientes clave puede hacer que sea mucho más fácil. No te dejes engañar por productos que afirman ayudar a reforzar la inmunidad. En cambio, implementa hábitos saludables y busca alimentos integrales. Cuando la dieta no da resultado, considera un suplemento como las gomitas Protégete de la marca n* by Nutrilite™. No encontrarás colorantes, saborizantes ni conservantes artificiales. En su lugar, te beneficiarás de una fuente de nutrientes, incluyendo baya del saúco, vitamina C y zinc, todo a un precio económico. Sin mencionar que también son vegetarianos y no contienen gluten, lactosa, soja, maní, frutos secos, jarabe de maíz alto en fructosa, mariscos ni crustáceos. Esto significa que puedes incorporarlos a tu estilo de vida, sin importar tu preferencia dietética. Da el próximo paso hoy mismo para poner tu nutrición en primer lugar.