Cargando ...
Amway logo
Saltar al contenido principal
smartedit.mode.only.message

Cómo sentirse saludable y feliz durante y después de los 30

Al igual que el vino mejora con los años, tú también puedes hacerlo. Descubre cómo los multivitamínicos para mujeres pueden ayudarte a hacer de tus treinta tus mejores años mientras priorizas tu salud.

24 de enero del 2022

Cómo sentirse saludable y feliz durante y después de los 30

Al igual que el vino mejora con los años, tú también puedes hacerlo. Descubre cómo los multivitamínicos para mujeres pueden ayudarte a hacer de tus treinta tus mejores años mientras priorizas tu salud.

24 de enero del 2022

Cómo sentirse saludable y feliz durante y después de los 30

Al igual que el vino mejora con los años, tú también puedes hacerlo. Descubre cómo los multivitamínicos para mujeres pueden ayudarte a hacer de tus treinta tus mejores años mientras priorizas tu salud.

24 de enero del 2022

Tus treinta pueden ser los mejores años de tu vida. Son el comienzo de un nuevo capítulo y un momento para encontrar un equilibrio entre tus responsabilidades familiares y tu salud. Es cierto que algunos elementos están fuera de nuestro control (gracias a la genética), pero muchas opciones diarias de estilo de vida pueden afectar nuestra salud. Ya sea que hayas pasado tus veinte comiendo comida rápida y pidiendo platillos para llevar, o jamás hayas puesto un pie en un gimnasio, no te preocupes, nunca es demasiado tarde para tomar el control de tu salud. Desde hacer ejercicio hasta tomar multivitamínicos para mujeres, aquí te mostramos los mejores consejos de estilo de vida para ayudarte a sentirte saludable y feliz en tus treinta y más.

Tus treinta pueden ser los mejores años de tu vida. Son el comienzo de un nuevo capítulo y un momento para encontrar un equilibrio entre tus responsabilidades familiares y tu salud. Es cierto que algunos elementos están fuera de nuestro control (gracias a la genética), pero muchas opciones diarias de estilo de vida pueden afectar nuestra salud. Ya sea que hayas pasado tus veinte comiendo comida rápida y pidiendo platillos para llevar, o jamás hayas puesto un pie en un gimnasio, no te preocupes, nunca es demasiado tarde para tomar el control de tu salud. Desde hacer ejercicio hasta tomar multivitamínicos para mujeres, aquí te mostramos los mejores consejos de estilo de vida para ayudarte a sentirte saludable y feliz en tus treinta y más.

Tus treinta pueden ser los mejores años de tu vida. Son el comienzo de un nuevo capítulo y un momento para encontrar un equilibrio entre tus responsabilidades familiares y tu salud. Es cierto que algunos elementos están fuera de nuestro control (gracias a la genética), pero muchas opciones diarias de estilo de vida pueden afectar nuestra salud. Ya sea que hayas pasado tus veinte comiendo comida rápida y pidiendo platillos para llevar, o jamás hayas puesto un pie en un gimnasio, no te preocupes, nunca es demasiado tarde para tomar el control de tu salud. Desde hacer ejercicio hasta tomar multivitamínicos para mujeres, aquí te mostramos los mejores consejos de estilo de vida para ayudarte a sentirte saludable y feliz en tus treinta y más.

Continúa haciendo ejercicio

¿Te encanta practicar pilates? ¿No puedes dejar el HIIT (entrenamiento de intervalos de alta intensidad)? Sigue practicándolo. Pero si no has encontrado tu tipo favorito de ejercicio, ahora es la oportunidad de explorar. La verdad es que tu cuerpo sigue fuerte en tus treinta. Dicho esto, muchas mujeres consideran que tienen menos tiempo para hacer ejercicio durante esta década. Algunas tienen más responsabilidades en el trabajo, mientras que otras dedican tiempo a sus nuevas familias. Entonces, ¿cómo puedes hacer calzar el movimiento en tu día ajetreado? Recomendamos entrenamientos de alta intensidad, que requieren más esfuerzo en menos tiempo. ¿Crees que puedes hacer ejercicio tres veces a la semana durante 30 minutos? ¡Excelente! Si no es así, intenta dividir los entrenamientos en intervalos de 10 minutos durante todo el día. Y si el HIIT no es tu favorito (o si te agotas después de los primeros meses), mezcla los ejercicios tomando una nueva clase de entrenamientos o prueba un estilo diferente de movimientos para mantenerte fresca e inspirada.

Toma vitaminas y suplementos

Lo sabemos, tus treinta están atareados. Entendemos que no tienes tiempo para comer alimentos saludables siempre, completar tus entrenamientos y priorizar el descanso mientras manejas a un equipo, haces funcionar tu negocio o cuidas a tu familia. Nos agota solo pensarlo. Pero ahí es cuando los suplementos pueden ayudar, como el Paquete para mujeres Nutrilite™. Esta multivitamina para mujeres puede ayudar a llenar las brechas en tu dieta, ya que proporciona frutas y verduras concentradas que contienen vitaminas y minerales esenciales. También contiene magnesio (que proporciona energía) junto con calcio y vitamina D (que apoyan la salud ósea). Cada paquete incluso contiene biotina y colágeno para ayudar a promover la salud del cabello, la piel y las uñas.

Nutrición y dieta

Probablemente has escuchado que es más difícil ganar músculo y perder peso a medida que te vuelves mayor, y hay algo de verdad en eso. Es posible que también hayas notado que despiertas con unos cuantos dolores más que antes o que te lleva más tiempo recuperarte de un entrenamiento intenso (o de una salida por la noche). Entonces, ¿qué puedes hacer para apoyar tu cuerpo? Aquí están nuestras recomendaciones:

  • Considera tu metabolismo: Es posible que debas ajustar tu ingesta calórica y tus niveles de actividad según tu metabolismo. Del mismo modo, es posible que tu cuerpo necesite vitaminas o nutrientes adicionales para apoyar tu metabolismo. Trabaja con un profesional de la salud para identificar cualquier deficiencia y busca paquetes personalizados de vitaminas o una multivitamina para mujeres que te ayude a alcanzar el valor diario recomendado de cada nutriente.
  • Reconsidera tu ingesta: Tu cuerpo podría ser intolerante a lo que comes. Las intolerancias a los alimentos pueden hacer que tu cuerpo se sienta más hinchado o lento. ¿Crees que sabes cuáles podrían ser algunos de los culpables? Eliminarlos de tu dieta durante un breve período (antes de volver a introducirlos lentamente) puede ayudarte a identificar qué alimentos son realmente la causa de los problemas.
  • Establece rutinas: La comida y el acondicionamiento físico no deben ser complicados. Encuentra comidas y ejercicios que te gusten (y que le gusten a tu cuerpo) y reserva un momento para realizarlos cada semana. Prepara opciones saludables al comienzo de la semana para que puedas tomarlas y llevarlas donde vayas. Considera la posibilidad de preparar grandes cantidades de tus platos favoritos para el almuerzo. O bien pica y guarda tus frutas favoritas en recipientes individuales. Piensa en ellos como tus propios paquetes de vitaminas personalizados de alimentos integrales, una manera dulce de proporcionarle nutrientes a tu cuerpo.
  • Prioriza el hierro y el folato: El ácido fólico puede apoyar la producción celular, mientras que el hierro puede ayudar a transportar oxígeno a través del cuerpo y mantener altos los niveles de energía. Entonces, ¿cuáles son las fuentes naturales de estos nutrientes? El ácido fólico se puede encontrar en alimentos como garbanzos, aguacates y verduras de hojas verdes, mientras que el hierro está presente en la soya y la proteína animal. ¿No estás segura de si estás obteniendo las suficientes vitaminas en tu dieta? Considera un suplemento, como el Hierro y ácido fólico Nutrilite Nutrilite™. Esta mezcla única contiene ambos nutrientes junto con vitamina C para aumentar la absorción del hierro y brindar apoyo inmunológico*. ¿Ya tomas otros suplementos? Combínalos con Hierro fólico para crear paquetes de vitaminas personalizados en tu hogar.

Si estás lista para hacer que tus treinta sean los mejores años de tu vida, ahora es el momento de comenzar a priorizar tu salud. Ya sea que programes algunos ejercicios semanales o tomes una multivitamina para mujeres todos los días, puedes comenzar a apoyar tu cuerpo hoy mismo.

* Esta afirmación no ha sido evaluada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. Este producto no pretende diagnosticar, tratar, curar ni prevenir ninguna enfermedad.

Continúa haciendo ejercicio

¿Te encanta practicar pilates? ¿No puedes dejar el HIIT (entrenamiento de intervalos de alta intensidad)? Sigue practicándolo. Pero si no has encontrado tu tipo favorito de ejercicio, ahora es la oportunidad de explorar. La verdad es que tu cuerpo sigue fuerte en tus treinta. Dicho esto, muchas mujeres consideran que tienen menos tiempo para hacer ejercicio durante esta década. Algunas tienen más responsabilidades en el trabajo, mientras que otras dedican tiempo a sus nuevas familias. Entonces, ¿cómo puedes hacer calzar el movimiento en tu día ajetreado? Recomendamos entrenamientos de alta intensidad, que requieren más esfuerzo en menos tiempo. ¿Crees que puedes hacer ejercicio tres veces a la semana durante 30 minutos? ¡Excelente! Si no es así, intenta dividir los entrenamientos en intervalos de 10 minutos durante todo el día. Y si el HIIT no es tu favorito (o si te agotas después de los primeros meses), mezcla los ejercicios tomando una nueva clase de entrenamientos o prueba un estilo diferente de movimientos para mantenerte fresca e inspirada.

Toma vitaminas y suplementos

Lo sabemos, tus treinta están atareados. Entendemos que no tienes tiempo para comer alimentos saludables siempre, completar tus entrenamientos y priorizar el descanso mientras manejas a un equipo, haces funcionar tu negocio o cuidas a tu familia. Nos agota solo pensarlo. Pero ahí es cuando los suplementos pueden ayudar, como el Paquete para mujeres Nutrilite™. Esta multivitamina para mujeres puede ayudar a llenar las brechas en tu dieta, ya que proporciona frutas y verduras concentradas que contienen vitaminas y minerales esenciales. También contiene magnesio (que proporciona energía) junto con calcio y vitamina D (que apoyan la salud ósea). Cada paquete incluso contiene biotina y colágeno para ayudar a promover la salud del cabello, la piel y las uñas.

Nutrición y dieta

Probablemente has escuchado que es más difícil ganar músculo y perder peso a medida que te vuelves mayor, y hay algo de verdad en eso. Es posible que también hayas notado que despiertas con unos cuantos dolores más que antes o que te lleva más tiempo recuperarte de un entrenamiento intenso (o de una salida por la noche). Entonces, ¿qué puedes hacer para apoyar tu cuerpo? Aquí están nuestras recomendaciones:

  • Considera tu metabolismo: Es posible que debas ajustar tu ingesta calórica y tus niveles de actividad según tu metabolismo. Del mismo modo, es posible que tu cuerpo necesite vitaminas o nutrientes adicionales para apoyar tu metabolismo. Trabaja con un profesional de la salud para identificar cualquier deficiencia y busca paquetes personalizados de vitaminas o una multivitamina para mujeres que te ayude a alcanzar el valor diario recomendado de cada nutriente.
  • Reconsidera tu ingesta: Tu cuerpo podría ser intolerante a lo que comes. Las intolerancias a los alimentos pueden hacer que tu cuerpo se sienta más hinchado o lento. ¿Crees que sabes cuáles podrían ser algunos de los culpables? Eliminarlos de tu dieta durante un breve período (antes de volver a introducirlos lentamente) puede ayudarte a identificar qué alimentos son realmente la causa de los problemas.
  • Establece rutinas: La comida y el acondicionamiento físico no deben ser complicados. Encuentra comidas y ejercicios que te gusten (y que le gusten a tu cuerpo) y reserva un momento para realizarlos cada semana. Prepara opciones saludables al comienzo de la semana para que puedas tomarlas y llevarlas donde vayas. Considera la posibilidad de preparar grandes cantidades de tus platos favoritos para el almuerzo. O bien pica y guarda tus frutas favoritas en recipientes individuales. Piensa en ellos como tus propios paquetes de vitaminas personalizados de alimentos integrales, una manera dulce de proporcionarle nutrientes a tu cuerpo.
  • Prioriza el hierro y el folato: El ácido fólico puede apoyar la producción celular, mientras que el hierro puede ayudar a transportar oxígeno a través del cuerpo y mantener altos los niveles de energía. Entonces, ¿cuáles son las fuentes naturales de estos nutrientes? El ácido fólico se puede encontrar en alimentos como garbanzos, aguacates y verduras de hojas verdes, mientras que el hierro está presente en la soya y la proteína animal. ¿No estás segura de si estás obteniendo las suficientes vitaminas en tu dieta? Considera un suplemento, como el Hierro y ácido fólico Nutrilite Nutrilite™. Esta mezcla única contiene ambos nutrientes junto con vitamina C para aumentar la absorción del hierro y brindar apoyo inmunológico*. ¿Ya tomas otros suplementos? Combínalos con Hierro fólico para crear paquetes de vitaminas personalizados en tu hogar.

Si estás lista para hacer que tus treinta sean los mejores años de tu vida, ahora es el momento de comenzar a priorizar tu salud. Ya sea que programes algunos ejercicios semanales o tomes una multivitamina para mujeres todos los días, puedes comenzar a apoyar tu cuerpo hoy mismo.

* Esta afirmación no ha sido evaluada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. Este producto no pretende diagnosticar, tratar, curar ni prevenir ninguna enfermedad.

Continúa haciendo ejercicio

¿Te encanta practicar pilates? ¿No puedes dejar el HIIT (entrenamiento de intervalos de alta intensidad)? Sigue practicándolo. Pero si no has encontrado tu tipo favorito de ejercicio, ahora es la oportunidad de explorar. La verdad es que tu cuerpo sigue fuerte en tus treinta. Dicho esto, muchas mujeres consideran que tienen menos tiempo para hacer ejercicio durante esta década. Algunas tienen más responsabilidades en el trabajo, mientras que otras dedican tiempo a sus nuevas familias. Entonces, ¿cómo puedes hacer calzar el movimiento en tu día ajetreado? Recomendamos entrenamientos de alta intensidad, que requieren más esfuerzo en menos tiempo. ¿Crees que puedes hacer ejercicio tres veces a la semana durante 30 minutos? ¡Excelente! Si no es así, intenta dividir los entrenamientos en intervalos de 10 minutos durante todo el día. Y si el HIIT no es tu favorito (o si te agotas después de los primeros meses), mezcla los ejercicios tomando una nueva clase de entrenamientos o prueba un estilo diferente de movimientos para mantenerte fresca e inspirada.

Toma vitaminas y suplementos

Lo sabemos, tus treinta están atareados. Entendemos que no tienes tiempo para comer alimentos saludables siempre, completar tus entrenamientos y priorizar el descanso mientras manejas a un equipo, haces funcionar tu negocio o cuidas a tu familia. Nos agota solo pensarlo. Pero ahí es cuando los suplementos pueden ayudar, como el Paquete para mujeres Nutrilite™. Esta multivitamina para mujeres puede ayudar a llenar las brechas en tu dieta, ya que proporciona frutas y verduras concentradas que contienen vitaminas y minerales esenciales. También contiene magnesio (que proporciona energía) junto con calcio y vitamina D (que apoyan la salud ósea). Cada paquete incluso contiene biotina y colágeno para ayudar a promover la salud del cabello, la piel y las uñas.

Nutrición y dieta

Probablemente has escuchado que es más difícil ganar músculo y perder peso a medida que te vuelves mayor, y hay algo de verdad en eso. Es posible que también hayas notado que despiertas con unos cuantos dolores más que antes o que te lleva más tiempo recuperarte de un entrenamiento intenso (o de una salida por la noche). Entonces, ¿qué puedes hacer para apoyar tu cuerpo? Aquí están nuestras recomendaciones:

  • Considera tu metabolismo: Es posible que debas ajustar tu ingesta calórica y tus niveles de actividad según tu metabolismo. Del mismo modo, es posible que tu cuerpo necesite vitaminas o nutrientes adicionales para apoyar tu metabolismo. Trabaja con un profesional de la salud para identificar cualquier deficiencia y busca paquetes personalizados de vitaminas o una multivitamina para mujeres que te ayude a alcanzar el valor diario recomendado de cada nutriente.
  • Reconsidera tu ingesta: Tu cuerpo podría ser intolerante a lo que comes. Las intolerancias a los alimentos pueden hacer que tu cuerpo se sienta más hinchado o lento. ¿Crees que sabes cuáles podrían ser algunos de los culpables? Eliminarlos de tu dieta durante un breve período (antes de volver a introducirlos lentamente) puede ayudarte a identificar qué alimentos son realmente la causa de los problemas.
  • Establece rutinas: La comida y el acondicionamiento físico no deben ser complicados. Encuentra comidas y ejercicios que te gusten (y que le gusten a tu cuerpo) y reserva un momento para realizarlos cada semana. Prepara opciones saludables al comienzo de la semana para que puedas tomarlas y llevarlas donde vayas. Considera la posibilidad de preparar grandes cantidades de tus platos favoritos para el almuerzo. O bien pica y guarda tus frutas favoritas en recipientes individuales. Piensa en ellos como tus propios paquetes de vitaminas personalizados de alimentos integrales, una manera dulce de proporcionarle nutrientes a tu cuerpo.
  • Prioriza el hierro y el folato: El ácido fólico puede apoyar la producción celular, mientras que el hierro puede ayudar a transportar oxígeno a través del cuerpo y mantener altos los niveles de energía. Entonces, ¿cuáles son las fuentes naturales de estos nutrientes? El ácido fólico se puede encontrar en alimentos como garbanzos, aguacates y verduras de hojas verdes, mientras que el hierro está presente en la soya y la proteína animal. ¿No estás segura de si estás obteniendo las suficientes vitaminas en tu dieta? Considera un suplemento, como el Hierro y ácido fólico Nutrilite Nutrilite™. Esta mezcla única contiene ambos nutrientes junto con vitamina C para aumentar la absorción del hierro y brindar apoyo inmunológico*. ¿Ya tomas otros suplementos? Combínalos con Hierro fólico para crear paquetes de vitaminas personalizados en tu hogar.

Si estás lista para hacer que tus treinta sean los mejores años de tu vida, ahora es el momento de comenzar a priorizar tu salud. Ya sea que programes algunos ejercicios semanales o tomes una multivitamina para mujeres todos los días, puedes comenzar a apoyar tu cuerpo hoy mismo.

* Esta afirmación no ha sido evaluada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. Este producto no pretende diagnosticar, tratar, curar ni prevenir ninguna enfermedad.