Cargando ...
Amway logo
Saltar al contenido principal
smartedit.mode.only.message
Discover Nutrition Immunity Platform

Los 4 pilares de la inmunidad: Cómo construir un sistema inmunológico fuerte

¿Quieres saber cómo tener un sistema inmunológico saludable? Dale a tu cuerpo el apoyo que puede necesitar con estos cuatro pilares clave.

18 de marzo del 2022
Discover Nutrition Immunity Platform

Los 4 pilares de la inmunidad: Cómo construir un sistema inmunológico fuerte

¿Quieres saber cómo tener un sistema inmunológico saludable? Dale a tu cuerpo el apoyo que puede necesitar con estos cuatro pilares clave.

18 de marzo del 2022
Discover Nutrition Immunity Platform

Los 4 pilares de la inmunidad: Cómo construir un sistema inmunológico fuerte

¿Quieres saber cómo tener un sistema inmunológico saludable? Dale a tu cuerpo el apoyo que puede necesitar con estos cuatro pilares clave.

18 de marzo del 2022

¿Quieres darle apoyo a tu cuerpo en diferentes estaciones y entornos? Entonces, es el momento de aprender a desarrollar un sistema inmunológico saludable. Darle prioridad puede ayudarte en más de una manera. El sistema inmunológico es nuestro mecanismo natural de defensa contra los factores ambientales. Cuando está desequilibrado, es posible que tu cuerpo no esté equipado para brindarte el apoyo que necesitas para combatir estas fuerzas externas. Es por eso que es importante crear un régimen que ponga énfasis en la protección inmunológica. Entonces, ¿qué implica hacer esto? Recomendamos cuatro pilares clave: bases, protección natural, resistencia y salud focalizada.

Apoya la inmunidad de base

No puedes construir una casa sin una base sólida. Lo mismo ocurre con tu sistema inmunológico. Una base sólida puede ayudar a preparar el escenario para un sistema de defensa más fuerte, y eso comienza proporcionándole a tu cuerpo los nutrientes adecuados, entre los que se incluyen los siguientes elementos:

Probióticos

Quizás te preguntes, «¿para qué sirven los probióticos?». La respuesta corta es que sirven para mucho. Los probióticos son microorganismos vivos que pueden apoyar la salud inmunológica y digestiva, especialmente en el intestino. Tu «intestino», un nombre común para el tracto gastrointestinal, es el hogar de un ecosistema de entre 300 y 500 especies bacterianas, también conocidas como flora intestinal. Sin embargo, aunque muchas cepas bacterianas pueden beneficiar a tu cuerpo, algunas pueden tener el efecto opuesto. ¿Qué hacen los probióticos en el intestino? Pueden ayudar a tu cuerpo a mantener un equilibrio natural de la flora intestinal beneficiosa, lo que puede apoyar la comodidad y regularidad digestiva. Entonces, ¿cuándo es el mejor momento para consumir probióticos y cómo puedes incluirlos en tu dieta? Encuéntralos en alimentos fermentados como kéfir, yogur, chucrut y kimchi. También puedes optar por un suplemento, como el Probiótico Balance Within™ de Nutrilite™. Este poderoso suplemento contiene 6,300 millones de microorganismos probióticos vivos de cinco cepas naturalmente fuertes. Incluso contiene inulina, una fibra prebiótica proveniente de las raíces de achicoria, que también puede ayudar a estimular el crecimiento de la flora intestinal saludable.

Vitamina D

Además de ayudar en la salud de los huesos y el corazón, la vitamina D también puede ser una fuente de poder a la hora de mantener un sistema inmunológico saludable. La vitamina D puede, incluso, apoyar la protección inmunológica promoviendo el crecimiento y el desarrollo de las células inmunológicas. Si bien puedes obtener vitamina D del sol y alimentos fortificados específicos, una de las mejores maneras de ayudar a tu cuerpo a recibir la cantidad adecuada es tomando un suplemento Nutrilite™. Está elaborado con una combinación de vitaminas D2 y D3 que provienen de una de las fuentes botánicas naturales más concentradas: los champiñones. Lo mejor de todo es que puede proporcionarle a tu cuerpo la misma cantidad de vitamina D que 15 tazas de leche fortificada. 

Multivitaminas

Es posible que te hayan dicho que tomaras multivitaminas cuando niño, pero ¿alguna vez te has detenido a pensar por qué? Las multivitaminas están repletas de nutrientes esenciales que tu cuerpo necesita para funcionar, y esto incluye el mantenimiento de la protección inmunológica. Desde las vitaminas A, C y D hasta el folato, la biotina y el hierro, hay mucho terreno por cubrir. Lo entendemos, esto puede ser abrumador. Pero ahí es donde una multivitamina puede ayudar, como la Multivitamina Double X™ Nutrilite™. Contiene 12 vitaminas esenciales, 10 minerales esenciales y 22 concentrados de plantas, y todos estos pueden ayudar a apoyar tu salud inmunológica. Incluso contiene ingredientes que pueden beneficiar la nutrición deportiva, el control del peso y la salud nutricional general.

Mantente preparado con protección natural

Una vez que has construido una base de nutrientes sólida, hay algunos otros que puedes agregar a tu dieta diaria para ayudar a la protección inmunológica incluso más:

Vitamina C

Parte de aprender cómo proteger tu sistema inmunológico es aprender sobre la vitamina C. Este nutriente esencial es uno que tu cuerpo no puede producir por sí solo, razón por la cual es importante que te asegures de ingerir una cantidad suficiente con tu dieta o a través de suplementos. ¿Cómo puede la vitamina C ayudar a la protección inmunológica? Puede ayudar a que los glóbulos blancos funcionen de manera más efectiva, lo que puede fortalecer el sistema de defensa de tu piel y ayudar a mantener huesos y cartílagos saludables. Encuentra este nutriente en frutas y verduras, como frutas cítricas, pimientos, brócoli, coles de Bruselas y papas. La ingesta diaria recomendada es de 75 mg para las mujeres y de 90 mg para los hombres. ¿No sabes si estás consumiendo lo suficiente? Los suplementos pueden ayudar, como la Vitamina C de acción prolongada Nutrilite™, que está hecha de cerezas acerolas, una de las fuentes más concentradas de vitamina C de la naturaleza.

Zinc

Piensa en el zinc como un apoyo natural para tu sistema inmunológico. Este nutriente se encuentra en las células de todo el cuerpo, y conocer su efecto en el cuerpo puede ayudarte a tener una mejor comprensión de cómo construir un sistema inmunológico saludable. Entonces, ¿cómo puedes incluir zinc en tu dieta? Se encuentra principalmente en las carnes, pero si estás buscando una opción a base de plantas, considera un suplemento, como la Defensa inmunológica Nutrilite™ con zinc y albahaca sagrada. Está elaborada con una combinación única de cinco ingredientes: albahaca sagrada, zinc, selenio, cobre y bioflavonoides de naranja.

Resistencia: Vuelve a encaminarte

¿Sientes que necesitas un poco de ayuda adicional para sentirte mejor? Apoya a tu cuerpo en estos momentos proporcionándole los nutrientes adecuados, entre los que se incluyen los siguientes:

Equinácea

¿Para qué sirve la equinácea? Es una de las hierbas más populares del mundo. No debería sorprenderte que uno de los beneficios de la equinácea sea la protección inmunológica. Este nutriente está cargado con compuestos vegetales que funcionan como antioxidantes. Sabemos lo que estás pensando: ¿qué significa que algo sea antioxidante? Este término se refiere a los compuestos que pueden apoyar a tu cuerpo contra agentes que pueden causar daños a tus células. Entonces, ¿qué hacen los antioxidantes en el sistema inmunológico? Pueden ayudar a combatir las sustancias que pueden debilitar la inmunidad. Es por eso que recomendamos mantener un suplemento a mano para cuando lo necesites, como la Equinácea para inmunidad Nutrilite™. La exclusiva mezcla triple de extractos está probada clínicamente para dar apoyo al sistema inmunológico. Lo mejor de todo es que no contiene colorantes, saborizantes o conservantes artificiales agregados, para que puedas sentirte mejor con la protección de tu cuerpo. 

Salud dirigida: Fija hábitos saludables

Cuando se trata de aprender a mantener un sistema inmunológico saludable, empieza por cuidar tu bienestar general con hábitos consistentes. Esto incluye dormir bien, hacer ejercicio de forma regular y controlar el estrés ocasional. Si a veces te cuesta dormir siete u ocho horas por noche, considera tomar un suplemento (cuando sea necesario) para ayudar, como Salud del sueño Nutrilite™. La fórmula contiene una mezcla exclusiva que brinda efectos calmantes y tiene hierba valeriana, que puede apoyar una calidad del sueño saludable†. Solo piensa en ella como una manera natural de relajarte al final de un día ajetreado.

Desde construir una base y mantenerte preparado con protección natural, hasta volver a encaminarte y fijar hábitos saludables, la protección inmunitaria puede estar a tu alcance con algunas adiciones a tu rutina diaria. Encuentra los suplementos adecuados que se adapten a tu estilo de vida y aprende cómo tener el sistema inmunológico saludable que tu cuerpo merece.

†Esta afirmación no ha sido evaluada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EUA. Este producto no pretende diagnosticar, tratar, curar ni prevenir ninguna enfermedad. Todos los productos en esta página cuentan con certificación NSF.

Mantente preparado con protección natural

Una vez que has construido una base de nutrientes sólida, hay algunos otros que puedes agregar a tu dieta diaria para ayudar a la protección inmunológica incluso más:

Vitamina C

Parte de aprender cómo proteger tu sistema inmunológico es aprender sobre la vitamina C. Este nutriente esencial es uno que tu cuerpo no puede producir por sí solo, razón por la cual es importante que te asegures de ingerir una cantidad suficiente con tu dieta o a través de suplementos. ¿Cómo puede la vitamina C ayudar a la protección inmunológica? Puede ayudar a que los glóbulos blancos funcionen de manera más efectiva, lo que puede fortalecer el sistema de defensa de tu piel y ayudar a mantener huesos y cartílagos saludables. Encuentra este nutriente en frutas y verduras, como frutas cítricas, pimientos, brócoli, coles de Bruselas y papas. La ingesta diaria recomendada es de 75 mg para las mujeres y de 90 mg para los hombres. ¿No sabes si estás consumiendo lo suficiente? Los suplementos pueden ayudar, como la Vitamina C de acción prolongada Nutrilite™, que está hecha de cerezas acerolas, una de las fuentes más concentradas de vitamina C de la naturaleza.

Zinc

Piensa en el zinc como un apoyo natural para tu sistema inmunológico. Este nutriente se encuentra en las células de todo el cuerpo, y conocer su efecto en el cuerpo puede ayudarte a tener una mejor comprensión de cómo construir un sistema inmunológico saludable. Entonces, ¿cómo puedes incluir zinc en tu dieta? Se encuentra principalmente en las carnes, pero si estás buscando una opción a base de plantas, considera un suplemento, como la Defensa inmunológica Nutrilite™ con zinc y albahaca sagrada. Está elaborada con una combinación única de cinco ingredientes: albahaca sagrada, zinc, selenio, cobre y bioflavonoides de naranja.

Resistencia: Vuelve a encaminarte

¿Sientes que necesitas un poco de ayuda adicional para sentirte mejor? Apoya a tu cuerpo en estos momentos proporcionándole los nutrientes adecuados, entre los que se incluyen los siguientes:

Equinácea

¿Para qué sirve la equinácea? Es una de las hierbas más populares del mundo. No debería sorprenderte que uno de los beneficios de la equinácea sea la protección inmunológica. Este nutriente está cargado con compuestos vegetales que funcionan como antioxidantes. Sabemos lo que estás pensando: ¿qué significa que algo sea antioxidante? Este término se refiere a los compuestos que pueden apoyar a tu cuerpo contra agentes que pueden causar daños a tus células. Entonces, ¿qué hacen los antioxidantes en el sistema inmunológico? Pueden ayudar a combatir las sustancias que pueden debilitar la inmunidad. Es por eso que recomendamos mantener un suplemento a mano para cuando lo necesites, como la Equinácea para inmunidad Nutrilite™. La exclusiva mezcla triple de extractos está probada clínicamente para dar apoyo al sistema inmunológico. Lo mejor de todo es que no contiene colorantes, saborizantes o conservantes artificiales agregados, para que puedas sentirte mejor con la protección de tu cuerpo. 

Salud dirigida: Fija hábitos saludables

Cuando se trata de aprender a mantener un sistema inmunológico saludable, empieza por cuidar tu bienestar general con hábitos consistentes. Esto incluye dormir bien, hacer ejercicio de forma regular y controlar el estrés ocasional. Si a veces te cuesta dormir siete u ocho horas por noche, considera tomar un suplemento (cuando sea necesario) para ayudar, como Salud del sueño Nutrilite™. La fórmula contiene una mezcla exclusiva que brinda efectos calmantes y tiene hierba valeriana, que puede apoyar una calidad del sueño saludable†. Solo piensa en ella como una manera natural de relajarte al final de un día ajetreado.

Desde construir una base y mantenerte preparado con protección natural, hasta volver a encaminarte y fijar hábitos saludables, la protección inmunitaria puede estar a tu alcance con algunas adiciones a tu rutina diaria. Encuentra los suplementos adecuados que se adapten a tu estilo de vida y aprende cómo tener el sistema inmunológico saludable que tu cuerpo merece.

†Esta afirmación no ha sido evaluada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EUA. Este producto no pretende diagnosticar, tratar, curar ni prevenir ninguna enfermedad. Todos los productos en esta página cuentan con certificación NSF.

Mantente preparado con protección natural

Una vez que has construido una base de nutrientes sólida, hay algunos otros que puedes agregar a tu dieta diaria para ayudar a la protección inmunológica incluso más:

Vitamina C

Parte de aprender cómo proteger tu sistema inmunológico es aprender sobre la vitamina C. Este nutriente esencial es uno que tu cuerpo no puede producir por sí solo, razón por la cual es importante que te asegures de ingerir una cantidad suficiente con tu dieta o a través de suplementos. ¿Cómo puede la vitamina C ayudar a la protección inmunológica? Puede ayudar a que los glóbulos blancos funcionen de manera más efectiva, lo que puede fortalecer el sistema de defensa de tu piel y ayudar a mantener huesos y cartílagos saludables. Encuentra este nutriente en frutas y verduras, como frutas cítricas, pimientos, brócoli, coles de Bruselas y papas. La ingesta diaria recomendada es de 75 mg para las mujeres y de 90 mg para los hombres. ¿No sabes si estás consumiendo lo suficiente? Los suplementos pueden ayudar, como la Vitamina C de acción prolongada Nutrilite™, que está hecha de cerezas acerolas, una de las fuentes más concentradas de vitamina C de la naturaleza.

Zinc

Piensa en el zinc como un apoyo natural para tu sistema inmunológico. Este nutriente se encuentra en las células de todo el cuerpo, y conocer su efecto en el cuerpo puede ayudarte a tener una mejor comprensión de cómo construir un sistema inmunológico saludable. Entonces, ¿cómo puedes incluir zinc en tu dieta? Se encuentra principalmente en las carnes, pero si estás buscando una opción a base de plantas, considera un suplemento, como la Defensa inmunológica Nutrilite™ con zinc y albahaca sagrada. Está elaborada con una combinación única de cinco ingredientes: albahaca sagrada, zinc, selenio, cobre y bioflavonoides de naranja.

Resistencia: Vuelve a encaminarte

¿Sientes que necesitas un poco de ayuda adicional para sentirte mejor? Apoya a tu cuerpo en estos momentos proporcionándole los nutrientes adecuados, entre los que se incluyen los siguientes:

Equinácea

¿Para qué sirve la equinácea? Es una de las hierbas más populares del mundo. No debería sorprenderte que uno de los beneficios de la equinácea sea la protección inmunológica. Este nutriente está cargado con compuestos vegetales que funcionan como antioxidantes. Sabemos lo que estás pensando: ¿qué significa que algo sea antioxidante? Este término se refiere a los compuestos que pueden apoyar a tu cuerpo contra agentes que pueden causar daños a tus células. Entonces, ¿qué hacen los antioxidantes en el sistema inmunológico? Pueden ayudar a combatir las sustancias que pueden debilitar la inmunidad. Es por eso que recomendamos mantener un suplemento a mano para cuando lo necesites, como la Equinácea para inmunidad Nutrilite™. La exclusiva mezcla triple de extractos está probada clínicamente para dar apoyo al sistema inmunológico. Lo mejor de todo es que no contiene colorantes, saborizantes o conservantes artificiales agregados, para que puedas sentirte mejor con la protección de tu cuerpo. 

Salud dirigida: Fija hábitos saludables

Cuando se trata de aprender a mantener un sistema inmunológico saludable, empieza por cuidar tu bienestar general con hábitos consistentes. Esto incluye dormir bien, hacer ejercicio de forma regular y controlar el estrés ocasional. Si a veces te cuesta dormir siete u ocho horas por noche, considera tomar un suplemento (cuando sea necesario) para ayudar, como Salud del sueño Nutrilite™. La fórmula contiene una mezcla exclusiva que brinda efectos calmantes y tiene hierba valeriana, que puede apoyar una calidad del sueño saludable†. Solo piensa en ella como una manera natural de relajarte al final de un día ajetreado.

Desde construir una base y mantenerte preparado con protección natural, hasta volver a encaminarte y fijar hábitos saludables, la protección inmunitaria puede estar a tu alcance con algunas adiciones a tu rutina diaria. Encuentra los suplementos adecuados que se adapten a tu estilo de vida y aprende cómo tener el sistema inmunológico saludable que tu cuerpo merece.

†Esta afirmación no ha sido evaluada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EUA. Este producto no pretende diagnosticar, tratar, curar ni prevenir ninguna enfermedad. Todos los productos en esta página cuentan con certificación NSF.