Cargando ...
Amway logo
Saltar al contenido principal
smartedit.mode.only.message

Suplementos nutricionales para tu entrenamiento

¿Quieres aprovechar al máximo tu entrenamiento? Los suplementos nutricionales que contienen ingredientes como cafeína y rhodiola pueden ser de ayuda.

6 de octubre del 2021

Suplementos nutricionales para tu entrenamiento

¿Quieres aprovechar al máximo tu entrenamiento? Los suplementos nutricionales que contienen ingredientes como cafeína y rhodiola pueden ser de ayuda.

6 de octubre del 2021

Suplementos nutricionales para tu entrenamiento

¿Quieres aprovechar al máximo tu entrenamiento? Los suplementos nutricionales que contienen ingredientes como cafeína y rhodiola pueden ser de ayuda.

6 de octubre del 2021

Quizás te gusta madrugar para hacer ejercicio. O, tal vez prefieres entrenar luego del trabajo. De cualquier manera, es muy probable que ya tengas planificada tu rutina de entrenamiento y tus próximas metas. Sin embargo, nuestros cuerpos a veces necesitan una ayuda adicional, especialmente después de un largo día de trabajo o una salida nocturna. Aquí es donde los suplementos nutricionales entran en acción. Los nutrientes como vitaminas, minerales, productos botánicos y aminoácidos pueden apoyar a tu cuerpo antes y después del entrenamiento. Es posible que los veas vendidos como tabletas, cápsulas o cápsulas blandas, aunque todos cumplen la misma función. Entonces, ¿cómo pueden beneficiarte los suplementos nutricionales? Veamos.

¿Por qué agregar un suplemento nutricional a tu rutina de ejercicios?

¿Cuáles son los beneficios de los suplementos nutricionales? Los expertos descubrieron que estos suplementos podrían brindar algunos beneficios generales de salud y rendimiento. Dependiendo del producto, pueden mejorar la resistencia, fuerza, energía y lucidez mental y, al mismo tiempo, reducir el tiempo de recuperación. Dicho esto, los suplementos nutricionales y de energía no son una solución mágica. Por lo tanto, es importante dormir el tiempo suficiente, beber la cantidad adecuada de agua e incluir muchos alimentos integrales en tu dieta. 

¿Qué ingredientes pueden ser de mayor ayuda?

Cuando se trata de apoyar tu rutina de ejercicios, no todos los suplementos deportivos se crearon de la misma forma. Por suerte, hay algunos ingredientes que pueden ayudar.

Cafeína

Es probable que en algún momento de tu vida hayas recurrido al café para obtener una dosis de energía a primera hora del día. Pues también puede actuar como un suplemento de energía natural antes de entrenar. Sin embargo, no solo brinda una sensación de alerta y mayor energía. Los investigadores descubrieron que la cafeína también puede aumentar la tasa de oxidación de grasa en los músculos sin absorber la energía natural del cuerpo durante el proceso. Esto podría significar que las rutinas de ejercicios son más efectivas cuando se consume cafeína. Además de los músculos, la cafeína puede tener efecto en otras áreas del cuerpo, como:

  • El sistema nervioso: La cafeína puede brindar un apoyo a la concentración y la energía y, al mismo tiempo, reducir la fatiga.
  • Hormonas: La cafeína puede generar la liberación de epinefrina o adrenalina, con un efecto de «dar el todo o nada» para aumentar el rendimiento físico.
  • Endorfinas: Tanto la cafeína como el ejercicio pueden aumentar la liberación de endorfinas, lo que puede favorecer al estado de ánimo.
  • Temperatura corporal: Tu taza de café en la mañana podría elevar tu temperatura de muchas maneras al activar tu metabolismo.

Entonces, ¿cuánta cafeína se recomienda consumir antes de hacer ejercicio? Los expertos sugieren consumir de 2 a 6 mg por kg de peso corporal.

Quizás te gusta madrugar para hacer ejercicio. O, tal vez prefieres entrenar luego del trabajo. De cualquier manera, es muy probable que ya tengas planificada tu rutina de entrenamiento y tus próximas metas. Sin embargo, nuestros cuerpos a veces necesitan una ayuda adicional, especialmente después de un largo día de trabajo o una salida nocturna. Aquí es donde los suplementos nutricionales entran en acción. Los nutrientes como vitaminas, minerales, productos botánicos y aminoácidos pueden apoyar a tu cuerpo antes y después del entrenamiento. Es posible que los veas vendidos como tabletas, cápsulas o cápsulas blandas, aunque todos cumplen la misma función. Entonces, ¿cómo pueden beneficiarte los suplementos nutricionales? Veamos.

¿Por qué agregar un suplemento nutricional a tu rutina de ejercicios?

¿Cuáles son los beneficios de los suplementos nutricionales? Los expertos descubrieron que estos suplementos podrían brindar algunos beneficios generales de salud y rendimiento. Dependiendo del producto, pueden mejorar la resistencia, fuerza, energía y lucidez mental y, al mismo tiempo, reducir el tiempo de recuperación. Dicho esto, los suplementos nutricionales y de energía no son una solución mágica. Por lo tanto, es importante dormir el tiempo suficiente, beber la cantidad adecuada de agua e incluir muchos alimentos integrales en tu dieta. 

¿Qué ingredientes pueden ser de mayor ayuda?

Cuando se trata de apoyar tu rutina de ejercicios, no todos los suplementos deportivos se crearon de la misma forma. Por suerte, hay algunos ingredientes que pueden ayudar.

Cafeína

Es probable que en algún momento de tu vida hayas recurrido al café para obtener una dosis de energía a primera hora del día. Pues también puede actuar como un suplemento de energía natural antes de entrenar. Sin embargo, no solo brinda una sensación de alerta y mayor energía. Los investigadores descubrieron que la cafeína también puede aumentar la tasa de oxidación de grasa en los músculos sin absorber la energía natural del cuerpo durante el proceso. Esto podría significar que las rutinas de ejercicios son más efectivas cuando se consume cafeína. Además de los músculos, la cafeína puede tener efecto en otras áreas del cuerpo, como:

  • El sistema nervioso: La cafeína puede brindar un apoyo a la concentración y la energía y, al mismo tiempo, reducir la fatiga.
  • Hormonas: La cafeína puede generar la liberación de epinefrina o adrenalina, con un efecto de «dar el todo o nada» para aumentar el rendimiento físico.
  • Endorfinas: Tanto la cafeína como el ejercicio pueden aumentar la liberación de endorfinas, lo que puede favorecer al estado de ánimo.
  • Temperatura corporal: Tu taza de café en la mañana podría elevar tu temperatura de muchas maneras al activar tu metabolismo.

Entonces, ¿cuánta cafeína se recomienda consumir antes de hacer ejercicio? Los expertos sugieren consumir de 2 a 6 mg por kg de peso corporal.

Quizás te gusta madrugar para hacer ejercicio. O, tal vez prefieres entrenar luego del trabajo. De cualquier manera, es muy probable que ya tengas planificada tu rutina de entrenamiento y tus próximas metas. Sin embargo, nuestros cuerpos a veces necesitan una ayuda adicional, especialmente después de un largo día de trabajo o una salida nocturna. Aquí es donde los suplementos nutricionales entran en acción. Los nutrientes como vitaminas, minerales, productos botánicos y aminoácidos pueden apoyar a tu cuerpo antes y después del entrenamiento. Es posible que los veas vendidos como tabletas, cápsulas o cápsulas blandas, aunque todos cumplen la misma función. Entonces, ¿cómo pueden beneficiarte los suplementos nutricionales? Veamos.

¿Por qué agregar un suplemento nutricional a tu rutina de ejercicios?

¿Cuáles son los beneficios de los suplementos nutricionales? Los expertos descubrieron que estos suplementos podrían brindar algunos beneficios generales de salud y rendimiento. Dependiendo del producto, pueden mejorar la resistencia, fuerza, energía y lucidez mental y, al mismo tiempo, reducir el tiempo de recuperación. Dicho esto, los suplementos nutricionales y de energía no son una solución mágica. Por lo tanto, es importante dormir el tiempo suficiente, beber la cantidad adecuada de agua e incluir muchos alimentos integrales en tu dieta. 

¿Qué ingredientes pueden ser de mayor ayuda?

Cuando se trata de apoyar tu rutina de ejercicios, no todos los suplementos deportivos se crearon de la misma forma. Por suerte, hay algunos ingredientes que pueden ayudar.

Cafeína

Es probable que en algún momento de tu vida hayas recurrido al café para obtener una dosis de energía a primera hora del día. Pues también puede actuar como un suplemento de energía natural antes de entrenar. Sin embargo, no solo brinda una sensación de alerta y mayor energía. Los investigadores descubrieron que la cafeína también puede aumentar la tasa de oxidación de grasa en los músculos sin absorber la energía natural del cuerpo durante el proceso. Esto podría significar que las rutinas de ejercicios son más efectivas cuando se consume cafeína. Además de los músculos, la cafeína puede tener efecto en otras áreas del cuerpo, como:

  • El sistema nervioso: La cafeína puede brindar un apoyo a la concentración y la energía y, al mismo tiempo, reducir la fatiga.
  • Hormonas: La cafeína puede generar la liberación de epinefrina o adrenalina, con un efecto de «dar el todo o nada» para aumentar el rendimiento físico.
  • Endorfinas: Tanto la cafeína como el ejercicio pueden aumentar la liberación de endorfinas, lo que puede favorecer al estado de ánimo.
  • Temperatura corporal: Tu taza de café en la mañana podría elevar tu temperatura de muchas maneras al activar tu metabolismo.

Entonces, ¿cuánta cafeína se recomienda consumir antes de hacer ejercicio? Los expertos sugieren consumir de 2 a 6 mg por kg de peso corporal.

Rhodiola

Si bien puede parecer exótica, la rhodiola rosea es un ingrediente de muchos suplementos nutricionales. Las investigaciones sugieren que este producto botánico puede apoyar la respuesta del cuerpo al estrés al hacer ejercicio. Entonces, ¿cómo beneficia a tu entrenamiento? Es posible que experimentes una recuperación más rápida después de realizar alguna actividad física. Otros estudios han descubierto que la rhodiola también podría ayudar a mejorar la resistencia durante el ejercicio, lo que significa que podrías correr otra milla, mantener la plancha durante un minuto más o agregar una repetición a tu serie de pesas.

Creatina

¿Alguna vez oíste hablar de la creatina? Creemos que es momento de que ustedes se conozcan. Este compuesto se almacena en los músculos y les suministra energía. Muchos estudios comprobaron que los suplementos deportivos con creatina pueden favorecer la contracción muscular, lo que puede ayudar a alcanzar el máximo rendimiento durante tu entrenamiento. Mejor aún, la creatina también puede contribuir a la recuperación muscular con mayor rapidez después del ejercicio, e incluso se ha usado para mejorar el rendimiento durante ejercicios cortos de alta intensidad, como piques y levantamiento de pesas. Entonces, ¿cómo obtienes más de este increíble nutriente? Buenas noticias: el cuerpo produce de forma natural un gramo de creatina por día, aunque también se puede obtener una dosis adicional consumiendo proteínas animales, como carne y pescado.

Nitratos

La próxima vez que pidas una ensalada, agrega algunas verduras de hojas verdes oscuras, como espinaca y col rizada; ambas tienen altos niveles de nitratos. Estos compuestos pueden ayudar a mejorar el rendimiento, especialmente para aquellos deportistas que se encuentran en condiciones de gran altitud. También pueden fortalecer las fibras musculares de contracción rápida, lo que significa que los ejercicios cortos de alta intensidad podrían resultar más fáciles con el tiempo.

¿No sabes qué ingrediente agregar primero? Considera tomar un suplemento nutricional que contenga dos o más de estos nutrientes, como los de energía XS™. El suplemento de Enfoque y Energía XS™ está elaborado con rhodiola rosea y 75 mg de cafeína natural de té verde. Este suplemento puede ayudar a maximizar la resistencia física y la concentración mental durante el ejercicio. Sin mencionar que también brinda apoyo a la respuesta del cuerpo al estrés para acortar el tiempo de recuperación.

Rhodiola

Si bien puede parecer exótica, la rhodiola rosea es un ingrediente de muchos suplementos nutricionales. Las investigaciones sugieren que este producto botánico puede apoyar la respuesta del cuerpo al estrés al hacer ejercicio. Entonces, ¿cómo beneficia a tu entrenamiento? Es posible que experimentes una recuperación más rápida después de realizar alguna actividad física. Otros estudios han descubierto que la rhodiola también podría ayudar a mejorar la resistencia durante el ejercicio, lo que significa que podrías correr otra milla, mantener la plancha durante un minuto más o agregar una repetición a tu serie de pesas.

Creatina

¿Alguna vez oíste hablar de la creatina? Creemos que es momento de que ustedes se conozcan. Este compuesto se almacena en los músculos y les suministra energía. Muchos estudios comprobaron que los suplementos deportivos con creatina pueden favorecer la contracción muscular, lo que puede ayudar a alcanzar el máximo rendimiento durante tu entrenamiento. Mejor aún, la creatina también puede contribuir a la recuperación muscular con mayor rapidez después del ejercicio, e incluso se ha usado para mejorar el rendimiento durante ejercicios cortos de alta intensidad, como piques y levantamiento de pesas. Entonces, ¿cómo obtienes más de este increíble nutriente? Buenas noticias: el cuerpo produce de forma natural un gramo de creatina por día, aunque también se puede obtener una dosis adicional consumiendo proteínas animales, como carne y pescado.

Nitratos

La próxima vez que pidas una ensalada, agrega algunas verduras de hojas verdes oscuras, como espinaca y col rizada; ambas tienen altos niveles de nitratos. Estos compuestos pueden ayudar a mejorar el rendimiento, especialmente para aquellos deportistas que se encuentran en condiciones de gran altitud. También pueden fortalecer las fibras musculares de contracción rápida, lo que significa que los ejercicios cortos de alta intensidad podrían resultar más fáciles con el tiempo.

¿No sabes qué ingrediente agregar primero? Considera tomar un suplemento nutricional que contenga dos o más de estos nutrientes, como los de energía XS™. El suplemento de Enfoque y Energía XS™ está elaborado con rhodiola rosea y 75 mg de cafeína natural de té verde. Este suplemento puede ayudar a maximizar la resistencia física y la concentración mental durante el ejercicio. Sin mencionar que también brinda apoyo a la respuesta del cuerpo al estrés para acortar el tiempo de recuperación.

Rhodiola

Si bien puede parecer exótica, la rhodiola rosea es un ingrediente de muchos suplementos nutricionales. Las investigaciones sugieren que este producto botánico puede apoyar la respuesta del cuerpo al estrés al hacer ejercicio. Entonces, ¿cómo beneficia a tu entrenamiento? Es posible que experimentes una recuperación más rápida después de realizar alguna actividad física. Otros estudios han descubierto que la rhodiola también podría ayudar a mejorar la resistencia durante el ejercicio, lo que significa que podrías correr otra milla, mantener la plancha durante un minuto más o agregar una repetición a tu serie de pesas.

Creatina

¿Alguna vez oíste hablar de la creatina? Creemos que es momento de que ustedes se conozcan. Este compuesto se almacena en los músculos y les suministra energía. Muchos estudios comprobaron que los suplementos deportivos con creatina pueden favorecer la contracción muscular, lo que puede ayudar a alcanzar el máximo rendimiento durante tu entrenamiento. Mejor aún, la creatina también puede contribuir a la recuperación muscular con mayor rapidez después del ejercicio, e incluso se ha usado para mejorar el rendimiento durante ejercicios cortos de alta intensidad, como piques y levantamiento de pesas. Entonces, ¿cómo obtienes más de este increíble nutriente? Buenas noticias: el cuerpo produce de forma natural un gramo de creatina por día, aunque también se puede obtener una dosis adicional consumiendo proteínas animales, como carne y pescado.

Nitratos

La próxima vez que pidas una ensalada, agrega algunas verduras de hojas verdes oscuras, como espinaca y col rizada; ambas tienen altos niveles de nitratos. Estos compuestos pueden ayudar a mejorar el rendimiento, especialmente para aquellos deportistas que se encuentran en condiciones de gran altitud. También pueden fortalecer las fibras musculares de contracción rápida, lo que significa que los ejercicios cortos de alta intensidad podrían resultar más fáciles con el tiempo.

¿No sabes qué ingrediente agregar primero? Considera tomar un suplemento nutricional que contenga dos o más de estos nutrientes, como los de energía XS™. El suplemento de Enfoque y Energía XS™ está elaborado con rhodiola rosea y 75 mg de cafeína natural de té verde. Este suplemento puede ayudar a maximizar la resistencia física y la concentración mental durante el ejercicio. Sin mencionar que también brinda apoyo a la respuesta del cuerpo al estrés para acortar el tiempo de recuperación.

Otras formas de maximizar tu entrenamiento

Además de tomar un suplemento nutricional, ¿qué más puedes hacer para aprovechar al máximo tu rutina de ejercicios? Aquí están nuestras recomendaciones:

Ingerir carbohidratos y proteínas antes del entrenamiento

La comida es combustible, en especial antes de entrenar. Los carbohidratos pueden brindar la energía que tus músculos necesitan para completar el entrenamiento de fuerza o cardiovascular; mientras que las proteínas pueden contribuir a una reparación muscular más rápida después del ejercicio. Recomendamos consumir una comida rica en estos dos macronutrientes entre 3 y 4 horas antes del entrenamiento. ¿Sientes hambre entre la comida y el entrenamiento? Consume un refrigerio rápido de carbohidratos fáciles de digerir –granos, frutas o verduras– 1 o 2 horas como mínimo antes del entrenamiento. Evita alimentos fibrosos, como frijoles y vegetales crucíferos, ya que pueden resultar pesados para el estómago y llenarte mucho durante el ejercicio.

Beber agua

Cuando te concentras en el entrenamiento, es fácil olvidarte de la hidratación. Dicho esto, beber agua durante el entrenamiento es importante por más de una razón. Ayuda a reemplazar los líquidos que pierdes cuando sudas, colabora a la lubricación de las articulaciones, promueve una temperatura corporal estable y apoya a la circulación de nutrientes a las partes del cuerpo que más trabajan. Beber agua también puede ayudar a combatir la fatiga y prolongar la resistencia durante el entrenamiento. Los expertos recomiendan beber entre 7 y 10 onzas de líquido cada 10 o 20 minutos durante el ejercicio para mantener la hidratación.

Dormir bien por la noche

Quizá te sorprenda saber que dormir es una de las mejores maneras de ayudar a tu cuerpo a recuperarse después de entrenar. No descansar lo suficiente puede afectar el rendimiento físico, así como la capacidad de recuperación del cuerpo después de un entrenamiento. Los expertos recomiendan dormir entre 7 y 9 horas por noche para obtener los mejores resultados.

Entre alimentar al cuerpo con los nutrientes adecuados y tomar suplementos nutricionales para mejorar el ejercicio y el rendimiento deportivo, los pequeños cambios en tu vida diaria pueden marcar una gran diferencia cuando se trata de entrenar. Aprovecha al máximo el entrenamiento incorporando las prácticas adecuadas a tu rutina.

Esta declaración no ha sido evaluada por la Administración de Alimentos y Medicamentos. Este producto no pretende diagnosticar, tratar, curar ni prevenir ninguna enfermedad.

Otras formas de maximizar tu entrenamiento

Además de tomar un suplemento nutricional, ¿qué más puedes hacer para aprovechar al máximo tu rutina de ejercicios? Aquí están nuestras recomendaciones:

Ingerir carbohidratos y proteínas antes del entrenamiento

La comida es combustible, en especial antes de entrenar. Los carbohidratos pueden brindar la energía que tus músculos necesitan para completar el entrenamiento de fuerza o cardiovascular; mientras que las proteínas pueden contribuir a una reparación muscular más rápida después del ejercicio. Recomendamos consumir una comida rica en estos dos macronutrientes entre 3 y 4 horas antes del entrenamiento. ¿Sientes hambre entre la comida y el entrenamiento? Consume un refrigerio rápido de carbohidratos fáciles de digerir –granos, frutas o verduras– 1 o 2 horas como mínimo antes del entrenamiento. Evita alimentos fibrosos, como frijoles y vegetales crucíferos, ya que pueden resultar pesados para el estómago y llenarte mucho durante el ejercicio.

Beber agua

Cuando te concentras en el entrenamiento, es fácil olvidarte de la hidratación. Dicho esto, beber agua durante el entrenamiento es importante por más de una razón. Ayuda a reemplazar los líquidos que pierdes cuando sudas, colabora a la lubricación de las articulaciones, promueve una temperatura corporal estable y apoya a la circulación de nutrientes a las partes del cuerpo que más trabajan. Beber agua también puede ayudar a combatir la fatiga y prolongar la resistencia durante el entrenamiento. Los expertos recomiendan beber entre 7 y 10 onzas de líquido cada 10 o 20 minutos durante el ejercicio para mantener la hidratación.

Dormir bien por la noche

Quizá te sorprenda saber que dormir es una de las mejores maneras de ayudar a tu cuerpo a recuperarse después de entrenar. No descansar lo suficiente puede afectar el rendimiento físico, así como la capacidad de recuperación del cuerpo después de un entrenamiento. Los expertos recomiendan dormir entre 7 y 9 horas por noche para obtener los mejores resultados.

Entre alimentar al cuerpo con los nutrientes adecuados y tomar suplementos nutricionales para mejorar el ejercicio y el rendimiento deportivo, los pequeños cambios en tu vida diaria pueden marcar una gran diferencia cuando se trata de entrenar. Aprovecha al máximo el entrenamiento incorporando las prácticas adecuadas a tu rutina.

Esta declaración no ha sido evaluada por la Administración de Alimentos y Medicamentos. Este producto no pretende diagnosticar, tratar, curar ni prevenir ninguna enfermedad.

Otras formas de maximizar tu entrenamiento

Además de tomar un suplemento nutricional, ¿qué más puedes hacer para aprovechar al máximo tu rutina de ejercicios? Aquí están nuestras recomendaciones:

Ingerir carbohidratos y proteínas antes del entrenamiento

La comida es combustible, en especial antes de entrenar. Los carbohidratos pueden brindar la energía que tus músculos necesitan para completar el entrenamiento de fuerza o cardiovascular; mientras que las proteínas pueden contribuir a una reparación muscular más rápida después del ejercicio. Recomendamos consumir una comida rica en estos dos macronutrientes entre 3 y 4 horas antes del entrenamiento. ¿Sientes hambre entre la comida y el entrenamiento? Consume un refrigerio rápido de carbohidratos fáciles de digerir –granos, frutas o verduras– 1 o 2 horas como mínimo antes del entrenamiento. Evita alimentos fibrosos, como frijoles y vegetales crucíferos, ya que pueden resultar pesados para el estómago y llenarte mucho durante el ejercicio.

Beber agua

Cuando te concentras en el entrenamiento, es fácil olvidarte de la hidratación. Dicho esto, beber agua durante el entrenamiento es importante por más de una razón. Ayuda a reemplazar los líquidos que pierdes cuando sudas, colabora a la lubricación de las articulaciones, promueve una temperatura corporal estable y apoya a la circulación de nutrientes a las partes del cuerpo que más trabajan. Beber agua también puede ayudar a combatir la fatiga y prolongar la resistencia durante el entrenamiento. Los expertos recomiendan beber entre 7 y 10 onzas de líquido cada 10 o 20 minutos durante el ejercicio para mantener la hidratación.

Dormir bien por la noche

Quizá te sorprenda saber que dormir es una de las mejores maneras de ayudar a tu cuerpo a recuperarse después de entrenar. No descansar lo suficiente puede afectar el rendimiento físico, así como la capacidad de recuperación del cuerpo después de un entrenamiento. Los expertos recomiendan dormir entre 7 y 9 horas por noche para obtener los mejores resultados.

Entre alimentar al cuerpo con los nutrientes adecuados y tomar suplementos nutricionales para mejorar el ejercicio y el rendimiento deportivo, los pequeños cambios en tu vida diaria pueden marcar una gran diferencia cuando se trata de entrenar. Aprovecha al máximo el entrenamiento incorporando las prácticas adecuadas a tu rutina.

Esta declaración no ha sido evaluada por la Administración de Alimentos y Medicamentos. Este producto no pretende diagnosticar, tratar, curar ni prevenir ninguna enfermedad.